Cuatro estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte han desarrollado Undercover Colors

EL UNIVERSAL
MEXICO, D.F.- Sin lugar a dudas, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, tanto así que podemos encontrar aplicaciones y gadgets para todo tipo de circunstancias, tanto para recreación como para el trabajo o inclusive para nuestra protección.
Tal es el caso de la invención de un esmalte de uñas que, al entrar en contacto con una bebida, permite detectar en cuestión de segundos si esta contiene alguna de las drogas más usadas en las violaciones, mediante un cambio de color.
Según un análisis recientemente publicado por The Washington Post, en 2012 se produjeron más de 3 mil 900 delitos sexuales en los campus universitarios de Estados Unidos. Estas cifras indican un incremento del orden de un 50 por ciento en los tres últimos años en este tipo de delitos. En muchos de ellos, las drogas con las que los atacantes suprimen la voluntad de la mujer han estado presentes.
Para tratar de rebajar estas cifras, cuatro estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte han desarrollado Undercover Colors, una laca de uñas capaz de detectar si una bebida ha sido adulterada con sustancias como escopolamina o rohipnol, dos de las drogas empleadas con mayor frecuencia en agresiones sexuales, ya que eliminan los recuerdos y permiten manejar a las personas que las ingieren.
A pesar del avance, el proyecto se encuentra aún en desarrollo y, de momento, los cuatro jóvenes -Ankesh Madan, Stephan Gray, Tasso Von Windheim y Tyler Confrey-Maloney- no han especificado la fecha en la que este esmalte de uñas saldrá al mercado.