Banner

Utilizan ‘narcos' redes sociales para exhibir armas chapadas en oro, camionetas último modelo y hasta sus mascotas


Por Diana Baptista
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La impunidad reina también Facebook, Twitter y You Tube.
Fotos de personas con armas de alto poder, camionetas de lujo, videos con mensajes jefes criminales, de tortura explícita e incluso ejecuciones proliferan en las redes.
En algunos casos, los presuntos criminales ni siquiera se toman la molestia de difuminar su rostro o ponerse un pasamontañas.
Posan sonrientes con rifles de asalto y suben mensaje reivindicando a diferentes grupos del crimen organizado.
En el muro de la página Movimiento Templario, por ejemplo, fotos de un sujeto de gorra con una escuadra y un "cuerno de chivo" se publican junto a videos de Servando Gómez, "La Tuta" y símbolos como cruces gamadas.
La semana pasada, se viralizaron en la red imágenes de la cuenta de twitter @ZambadaSerafin en las que uno de los presuntos hijos de Ismael, "El Mayo" Zambada, presume armas, autos de lujo, drogas y grandes felinos como mascotas.
El joven interactúa con otros usuarios con los que comenta sobre de levantones y amenazas.
Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad aseguran estar monitoreando las páginas sobre narco, pero no está claro hasta qué punto éstas están sirviendo para avanzar en las investigaciones sobre crimen organizado.
Para Raúl Robles, ingeniero en Sistemas Computacionales por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), encontrar direcciones geográficas a partir de páginas de Internet es un logro trivial entre expertos en el tema.
El presidente de la revista sobre seguridad informática "Hacking México" describió que, gracias a un GPS activado por default, cada imagen tomada con celular y subida a redes sociales guarda sus coordenadas en "metadatos", información que puede ser extraída y analizada por especialistas en la materia.
En caso de que el dueño del celular desactive el GPS, los analistas pueden geolocalizar la dirección IP (Internet Protocolo) de la computadora desde que fue subida, es decir, la dirección única de todo equipo, que deja huellas en cada actividad que se hace en Internet.
Al contar con una orden judicial, las autoridades pueden ir con los proveedores del servicio de Internet para solicitar la identidad y dirección geográfica de quien usa la computadora.
"Hay formas de romper la seguridad y de protegerse, es como un juego del gato y ratón, pero es un tema que no requiere tanta tecnología, sólo conocimiento", señaló.
Tras repetidas peticiones de información, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) se negó a dar detalles sobre el monitoreo de páginas en redes sociales con el argumento de que pondrían bajo aviso a los objetivos de las investigaciones.
No obstante, informó que, a través de la División Cibernética de la Policía Federal, mantiene una vigilancia constante en Internet en busca de cibercriminales y, en caso de encontrar algún delito, éste es comunicado a la PGR para la integración de una averiguación previa.
Para Jorge Soto, de la oficina de Innovación de la Presidencia, la incursión de los cárteles en Internet cobra particular relevancia cuando éste es utilizado para reclutar nuevos miembros y solidificar su poder.
El Ingeniero en Sistemas Computacionales sostuvo que las organizaciones criminales han pasado de los "narcomensajes" a las tácticas de miedo a través de la red, compartiendo imágenes que intimidan a sus enemigos y a la ciudadanía en general.
Ésta incursión abona a una "narcocultura" que es recibida positivamente por usuarios de Internet, quienes piden unirse a aquellos criminales que exponen una vida llena de lujo.
Martín Barrón, especialista en crimen organizado del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), coincidió en que las redes son utilizadas para "dar voz" a los criminales, quienes encuentran en Internet un medio para justificar sus acciones.
Resaltó los videos de Servando Gómez "La Tuta", líder de Los Caballeros Templarios, en que comparte la ideología del cártel, así como acusaciones contra autoridades federales y organizaciones criminales enemigas.
Y la estrategia de "relaciones públicas" tiene éxito: el último comunicado videograbado de "La Tuta" cuenta con más de un millón y medio de visitas, además de que su contenido fue difundido por medios de comunicación a nivel nacional.
"El ciberespacio está empoderando al crimen y a los grupos criminales, que están sobrepasando a las autoridades en esto. Lo están utilizando para organizar operaciones, para intimidar a la competencia, para reclutar, para confundir al Estado, y para asustar a los ciudadanos", remató Soto.