La funcionaria municipal reconoció que ya había recibido amenazas en contra de su integridad, por lo que Gutiérrez Ibáñez tomó la determinación de presentar su renuncia al cargo que ocupaba desde hace un año y optó por abandonar el municipio escoltada por elementos de seguridad pública.

EL UNIVERSAL
COLIMA, Col.- La directora de Reglamentos y Apremios del Ayuntamiento de Tecomán, Dalia Gutiérrez Ibáñez, renunció al cargo este viernes luego de haber recibido diversas amenazas y tras haber sido baleado su domicilio particular, sin que se hayan registrado víctimas.
Fuentes policiales indicaron que el domicilio de la funcionaria municipal fue baleado en la madrugada de este viernes, al parecer por un grupo de individuos que se dieron a la fuga luego de haber cometido la agresión.
La propia funcionaria reportó el hecho ante la Dirección de Seguridad Pública municipal de Tecomán. Dijo que su domicilio ubicado en la calle Río Pereyra, Fraccionamiento San Carlos, municipio de Tecomán, había sido impactado por varios disparos de arma de fuego.
De acuerdo con la Dirección de Seguridad Pública municipal, la afectada reportó que a las 4:00 horas de la madrugada escuchó varias detonaciones de arma de fuego fuera de su domicilio.
Sin embargo, hasta las 8:00 horas se percató que los disparos fueron realizados hacia su casa y al revisar se percató que la cochera de su domicilio registraba varios impactos de bala.
Elementos de seguridad pública, al realizar una revisión del lugar, observaron seis orificios de bala, cinco de los cuales impactaron en el portón de la mencionada cochera y uno en la barda.
En el lugar se encontraron cinco casquillos percutidos calibre 40 y 3 ojivas. Al lugar acudió personal de servicios periciales, quien se hizo cargo de este hecho y de las evidencias localizadas.
La funcionaria municipal reconoció que ya había recibido amenazas en contra de su integridad, por lo que Gutiérrez Ibáñez tomó la determinación de presentar su renuncia al cargo que ocupaba desde hace un año y optó por abandonar el municipio escoltada por elementos de seguridad pública.
El Ayuntamiento de Tecomán guardó total hermetismo ante esta agresión.