Por Henia Prado
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Estado mexicano dio a conocer en su informe de avances 2013 en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio (ODM) que se han logrado 38 de los 51 indicadores comprometidos para 2015.
Los ODM tienen el propósito de erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza de primaria universal, promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, reducir la mortalidad infantil y materna.
Asimismo mejorar la salud reproductiva, intensificar la lucha contra el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y crear una alianza para el desarrollo.
Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social, detalló que al hacer una valoración, el cumplimiento es de 74.5% en general.
No obstante, cinco indicadores avanzan favorablemente; cinco registran un progreso insuficiente; dos están estancados o deteriorados y de uno no hay información suficiente para determinar su evolución.
Los temas pendientes son la tasa de crecimiento del PIB por persona ocupada; la proporción de niños de un año de edad vacunados contra el sarampión; la mortalidad materna que es de 44.1 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos y la tasa de incidencia asociada a la tuberculosis.
Asimismo el retroceso es notable en la pérdida de bosques y selvas, la cantidad de emisiones de dióxido de carbono y la proporción total de recursos hídricos utilizada. De las especies en peligro de extinción se carece de datos.
La coordinadora presidente de la ONU en México, Marcia de Castro, señaló los que todavía existen pendientes como el acceso de la mujer a servicios de anticoncepción y maternidad; la paridad entre géneros, sobre todo en los puestos políticos, y en el combate a la pobreza, que ha sido insuficiente.
“Para nosotros las cifras de pobreza multidimensional, particularmente los 11 millones de mexicanos y mexicanas que todavía sufren de pobreza extrema y entre ellos, niños y niñas, particularmente en comunidades indígenas es una preocupación”, enfatizó.
Las declaraciones de la coordinadora se dieron a pesar de que el informe presume que en 1989 el 9.3% de la población percibía ingresos inferiores a 1.25 dólares diarios por persona, cifra que disminuyó al 4.0% en 2012, con lo cual la meta se cumplió con tres años de anticipación.
“Está claramente demostrado con todo este análisis, toda esta capacidad de interpretación, colecta, análisis de datos, que la reducción de pobreza sin un crecimiento económico y generación de empleos de calidad, es una ilusión”, acentuó.