Hasta el pasado mes de octubre la Clínica Condesa atendía a ocho mil 995 personas, por lo que es el mayor número de personas con VIH atendidas por una clínica en el país, añadió la Secretaría de Salud del Distrito Federal.

Por Arturo Moreno Rábago
NOTIMEX
México.- La detección oportuna del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) contribuye a que los portadores no mueran de manera prematura, de ahí que en los últimos cinco años aumentó 569 por ciento la aplicación de la prueba en el Distrito Federal.
La Secretaría de Salud del Distrito Federal (SSDF) indicó que de 2008 a la fecha se tuvo un crecimiento anual de 14.3 por ciento en el número de personas que de manera voluntaria se practicó la prueba en la Clínica Especializada Condesa.
La Coordinadora del Programa de VIH/Sida de la Ciudad de México, Andrea González Rodríguez, destacó que una persona con diagnóstico y tratamiento oportuno "puede tener prácticamente la misma cantidad de vida que una persona que no tiene VIH".
En entrevista con Notimex, expuso que actualmente en la ciudad de México se estima que existen 40 mil personas con el virus, de las cuales sólo la mitad está en tratamiento y el resto no sabe que lo tiene o no se han integrado a los servicios médicos.
La funcionaria reconoció que "en muchas ocasiones por razones de estigma, rechazo, discriminación o abandono social las personas no se integran a los servicios, aun cuando saben que tienen el diagnostico".
Destacó que en la ciudad de México la presencia del virus se concentra en las denominadas "poblaciones clave", como son los hombres que tiene sexo con hombres, mujeres transgénero y los trabajadores sexuales hombres.
En segunda instancia, aunque su prevalencia no sea tan alta, se ubican, por sus niveles de vulnerabilidad, las parejas de hombres positivos, internas e internos de reclusorios, usuarios de drogas con alto potencial adictivo y la población en situación de calle.
En este sentido, la dependencia local agregó en un documento, que entre 2009 y 2013, se diagnosticaron 431 casos de VIH y se atendió a 380 hombres y 22 mujeres que vivían con VIH en los centros de reclusión.
Por ello, la funcionaria manifestó que el objetivo del Gobierno del Distrito Federal es conseguir que ingresen a tratamiento un número mayor de personas que las que se infectan cada año, como "una forma real de control de la epidemia".
Para lograr esa meta, dijo, se construirá en la delegación Iztapalapa, demarcación donde reportan su domicilio el mayor número de personas diagnosticadas con el virus, otra clínica especializada en la atención de la enfermedad.
Por la nueva clínica de Iztapalapa y la Condesa, puntualizó, "se tendrá la capacidad para atender a la totalidad de personas que viven con VIH y no cuentan con seguridad social".
Hasta el pasado mes de octubre la Clínica Condesa atendía a ocho mil 995 personas, por lo que es el mayor número de personas con VIH atendidas por una clínica en el país, añadió la Secretaría de Salud del Distrito Federal.
Señaló que si bien en Iztapalapa viven el mayor número de personas con el virus, la prevalencia más alta, que es la proporción de la población afectada, de acuerdo a la cantidad de población, se encuentra en la delegación Cuauhtémoc.
Aclaró que una persona puede permanecer asintomática durante muchos años al contraer el virus, por lo que exhortó a la población que tenga una relación de riesgo, "es decir no protegida", acudir a realizarse la prueba.