Banner

Por Candelaria González
TRIBUNA
Optimista de que las nuevas reformas a la Ley de Tránsito en Sonora, ayudarán a reducir los índices de accidentes en Cajeme que en este año ha cobrado la vida de 50 personas, se mostró José María Urrea Bernal.
El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en Cabildo, comentó que dicha ley que entrará en vigor el 1º de enero del 2014, se refiere a las responsabilidades que tendrán los peatones, motociclistas y ciclistas, al igual que los automovilistas, al ser también responsables de daños materiales y lesiones.
“Yo creo que esta Ley de Tránsito está bien porque tenemos que educarnos al momento de transitar, tenemos que respetar los lineamientos y señalamientos de vialidad en la ciudad, y es para protección del mismo ciudadano, ya sea pie, en moto o en bici”, manifestó.
Para el edil del PRI es el momento de asumir una responsabilidad porque comúnmente cuando sucede un accidente es siempre el conductor, en un 99 por cierto el que tiene la culpa, aun cuando el que lo provocó fue el peatón.
Y al lamentar que en el presente año según cifras del Departamento de Tránsito han ocurrido 3 mil accidentes viales con 800 heridos y 50 muertos, consideró que desde el Ayuntamiento de Cajeme se debe implementar cursos de capacitación en las escuelas y fuentes de trabajo.
Urrea Bernal insistió en la urgente necesidad de capacitar e informar sobre las formas adecuadas de conducir por las calles así como cruzarlas para bajar el número de accidentes.