Por Sara Cantera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Si ha intentado vender su auto usado para comprarse uno nuevo, seguramente le dan la mitad o menos de lo que pagó por él.
La sobreoferta que provocó la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos, la falta de financiamiento y la poca información que existe sobre el historial de los autos usados, los está devaluando.
Fernando Murguía, gerente de ventas para México y Puerto Rico de JATO Dynamics, explicó que el valor residual, es decir, el precio al que el dueño de un vehículo puede vender su auto, es de 50 por ciento.
“Esto se debe a que hay mucha oferta de vehículos y poca demanda. Por cada auto nuevo que sale al mercado entra un vehículo importado de Estados Unidos.
“Otro factor (que inhibe la venta de autos usados) es que los potenciales compradores han visto la inseguridad al comprar el vehículo, pues no hay manera de comprobar si está en regla, si es robado o si los papeles son falsos”, indicó Murguía.
Además, existen muy pocas ofertas de financiamiento para la compra de autos usados.
Los únicos bancos que ofrecen crédito para la compra de seminuevos son Scotiabank y Bancomer, pero con tasas poco atractivas.
Según JATO, las tasas de interés para la compra de autos seminuevos van de 14.9 a 16%, cuando las tasas para comprar un auto nuevo son de 8 a 14.9 por ciento.
Alejandro Cervantes, gerente de Economía Nacional de Banorte IXE, explicó que las tasas son más altas para la compra de un auto usado por el riesgo que existe sobre la calidad del vehículo, del cual no se tiene mucha certeza sobre sus accidentes o condiciones mecánicas.
“Para un coche nuevo, el banco siempre puede recuperarlo en caso de que el prestamista no cumpla con los pagos del crédito y dado que es nuevo, tienes mayor garantía de la calidad del auto.
“En la compra de coches usados, hay autos buenos y autos malos, no sabes lo que te va a tocar y hay un mayor riesgo al otorgar el préstamo”, dijo Cervantes.
No sólo los bancos, también las financieras de marca ofrecen pocos créditos para la compra de autos usados.
Volkswagen Bank colocó 65% de su cartera en la compra de autos nuevos y 35% en seminuevos.
BBVA Bancomer, líder en financiamiento automotriz, colocó 82% de sus créditos para la compra de autos nuevos y 18 para seminuevos, según JATO.
La Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados (ANCA) informó que en lo que va del año, la venta de autos seminuevos disminuyó 30 por ciento por la poca oferta de financiamiento para adquirir estos vehículos y a la depreciación que han sufrido con la entrada de los usados de Estados Unidos.