Por César Omar Leyva
TRIBUNA
La falta de visión de las empresas para generar desarrollo tecnológico, que a su vez se traduzca en crecimiento, está relacionada con el hecho de que no existan los suficientes espacios laborales para los egresados con grados académicos de maestría o doctorado.
A decir del doctor Jaime López Cervantes, para cualquier empresa que busque crecer es altamente recomendable tener en su equipo de trabajo a personas preparadas, aunque ello signifique que tengan que invertir más en salarios.
El investigador del Instituto Tecnológico de Sonora, dijo que los egresados de posgrado llevan un valor agregado en su currículum, que es la capacidad de generar investigación, innovar en proyectos y desarrollar nuevos productos, habilidad que se puede unir con los recursos de la empresa para generar desarrollo.
“Actualmente las empresas no cumplen con las expectativas de los egresados quienes tienen capacidad para generar impacto en la industria. Su capacidad académica es muy diferente, un alumno de doctorado trae una experiencia y formación de mucha mejor calidad y resultados que un alumno de licenciatura”, explicó.
Por esta razón, dijo, el esfuerzo y la dedicación de cuatro o hasta seis años más de estudios después de terminar la licenciatura tiene que reconocerse como experiencia laboral y pagarse como tal.
“Por falta de visión, las empresas tienden a visualizar un concepto más simplista y prefieren contratar a alumnos de licenciatura y pagarles un sueldo que termina siendo bajo para las expectativas que llevaba el egresado”, señaló López Cervantes.
Agregó que se debe eliminar la creencia errónea de que un doctor sólo puede trabajar como académico, en universidades o centros de investigación y que se debe reconocer su capacidad para generar conocimiento que permitan a las empresas que están estancadas en procesos de producción tradicionales.
“Aquí en la región hay empresas con capacidad de absorber doctores, desafortunadamente no entienden y no visualizan el aporte científico con la contratación de un doctor y eso limita su desarrollo, al mismo tiempo que provoca que las personas más preparadas emigren a otras ciudades”, concluyó.