Retan manifestaciones en Acapulco a enviado federal

Por Alfonso Juárez

AGENCIA REFORMA

ACAPULCO.- Con bloqueos, pedradas, destrucción de patrullas y pintas en la Secretaría de Seguridad Pública, miles de personas desafiaron al enviado de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) para recuperar la seguridad en Acapulco.

Apenas seis días después de que, por recomendación de la CNS, Alfredo Álvarez Valenzuela fue designado secretario de Seguridad Pública de Acapulco, ayer una protesta masiva demandó su salida, así como un juicio político al alcalde Luis Walton por permitir la imposición inconstitucional del funcionario.

La protesta comenzó a las 8:00 horas y fue reforzada y radicalizada a lo largo del día.

Alimentos y agua eran distribuidos a quienes bloqueaban la Costera Miguel Alemán.

Las cartulinas en las que exhibían sus exigencias eran casi idénticas unas con otras.

Grupos de personas con el rostro cubierto comandaban la protesta y ordenaban a los transportistas donde bloquear o donde reforzar la manifestación.

Hacia la noche, un grupo de al menos 300 encapuchados apedreó y pintó la sede de la Secretaría de Seguridad y destruyó al menos dos patrullas que se encontraban en el exterior.

El abogado José Sánchez Sánchez se presentó como vocero de los manifestantes.

A lo largo del día, en entrevistas con reporteros, exigía que Álvarez Valenzuela debía irse de Acapulco.

Su principal argumento era que no iba a tolerar a la delincuencia con charola.

“Estuvo trabajando en Sinaloa ya sabes con qué gente”, dijo en un noticiero radiofónico, “Imagínate qué formación tuvo allá”.

El sobrino del gobernador Ángel Aguirre, Ernesto Aguirre, se presentó como enviado del mandatario para negociar con los líderes de la protesta.

La presencia de Alfredo Álvarez Valenzuela en Acapulco deriva de un acuerdo entre los gobiernos municipal, estatal y federal para mejorar los resultados de seguridad en el Puerto.

Apenas el pasado 6 de diciembre, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Alfredo Mondragón y Kalb, estuvo en el Puerto y anunció que el plan no sólo contemplaba al enviado, que fue ratificado por unanimidad en una sesión de Cabildo del Ayuntamiento, sino el envío de 400 cadetes de la Gendarmería para reforzar la estrategia durante el mes de diciembre.

La estrategia incluye también un nuevo esquema de seguridad por cuadrantes en el Puerto.