En la sesión de ayer se vio de todo desde empujones hasta un desnudo


Por Claudia Salazar y Mayolo López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Pese a la resistencia de legisladores de izquierda, la Reforma Energética fue aprobada ayer por la Cámara de Diputados sin ningún cambio.
Durante una sesión que duró 20 horas, durante la discusión en particular de las reservas, diputados de izquierda desfilaron uno tras otro por casi 15 horas.
Hicieron 873 reservas y estaban enlistados 104 oradores, aunque sólo 81 subieron a tribuna.
Pero todas las reservas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales fueron desechadas por las bancadas de los otros partidos.
Las horas transcurrieron lentas para quienes se quedaron a votar a mano alzada.
Tras votar la minuta en lo general, el auditorio E empezó a quedar vacío.
Muchos legisladores se fueron a cenar.
El salón se observaba semivacío, pero con suficientes diputados del PRI y PAN para desechar las reservas.
Antes de las 3:00 horas del jueves el aburrimiento terminó, pues la exposición de perredista Antonio García Conejo le puso sabor a la madrugada.
Mientras el michoacano se fue quitando la corbata, la camisa, el pantalón y los calcetines, los diputados se reincorporaron a sus curules,.
Algunas legisladores evitaban ver hacia la tribuna y otras sacaban fotos con su iPad.
Y cuando los diputados ya se volvían a encamorrar, la diputada Claudia Elena Águila puso otra vez calor al debate.
Al final de su intervención, la perredista sacó una bolsa de huevos.
"Quiero hacer un obsequio a los diputados del PRI, del PAN, del Panal y del Verde. No les va alcanzar para defender al pueblo de México, pero aquí les dejo unos pocos para que se los repartan", expresó la perredista de la delegación Gustavo A. Madero y dejó los huevos en la mesa.
Con el cansancio a cuestas, la también perredista Joaquina Navarrete ya no sabía ni en qué día estaba.
"El día de hoy, 13 de diciembre, va a ser inolvidable para muchos mexicanos y mexicanas. Perdón, 12 de noviembre. Ya no hablen porque me van a interrumpir más y pido respeto, por favor, señor presidente", patinó la legisladora cuando pedía rechazar las modificaciones la Constitución.
Jhonatan Jardines, del sol azteca, lamentó el soliloquio de la izquierda, pues ningún diputado del PRI, PAN y PVEM defendió la reforma.
Silvano Aureoles, coordinador de los perredistas, agradeció la tolerancia y la paciencia de la mayoría que aprobó la Reforma Energética y que permaneció para desechar las reservas.