También pretendían tener el control del armamento y las patrullas de la Policía Municipal

Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- El alcalde de Buenavista Tomatlán, Luis Torres Chávez, acusó que el grupo de autodefensa que ahí opera quería tener acceso a los recursos públicos para sostener su movimiento.
Agregó que también pretendían tener el control del armamento y las patrullas de la Policía Municipal.
Afirmó que esas exigencias fueron las que lo obligaron a dejar el Municipio desde hace varios meses.
“Me pedían dinero de la Administración, a lo cual me negué porque no es normal eso; la famosa extorsión”, señaló.
“Me pedían las armas de la Policía, me exigían las patrullas. Eran peticiones que no podíamos acceder y fue la causa por la que ellos se molestaron conmigo”.
Desde Morelia, donde ha pasado gran parte de los últimos meses, afirmó que no renunciará al cargo.
“Me exigían bastantes cosas y me tuve que retirar, pero renunciar por capricho de algunas personas no, no lo vamos a hacer. Vamos a continuar hasta ver en qué para todo esto”, dijo.
El priísta comentó que en los últimos días ha sido buscado por el grupo de autodefensa, surgido el 24 de febrero de este año, y al que en su momento acusó del asesinato de su hermano Jesús Torres Chávez, abatido a balazos en mayo pasado.
“Hemos tenido pláticas y ellos piden que me acerque y que vaya al Municipio. Lo estamos contemplando, es muy probable que vaya en estos días, pero es difícil llegar a una negociación porque piden mucho, exigen demasiado”, expresó.
Por otra parte, Torres informó que hasta el momento no se sabe nada aún de la regidora María Mariscal Magaña, desaparecida desde el pasado 3 de diciembre.
Aseguró que la joven perredista nunca hizo alusión a posibles amenazas previas a su desaparición, aunque sí pensaba ausentarse del Municipio por motivos de embarazo.
“Me había comentado que se iba a retirar, a ausentar del Municipio un mes o dos meses para tener su bebé. Tenía planeado irse a Estados Unidos”, detalló el edil.