Banner

Por Félix Fuentes


Secuestro inútil de la tribuna; ninguna reserva fue aceptada a la izquierda


Plantones, marchas, Senado sitiado, blindajes metálicos pateados, mantas gigantes con el "no a la privatización" o "¡traidores!" y cierre del recinto parlamentario de San Lázaro. Todo eso y más promovieron grupos de izquierda, y no evitaron que diputados y senadores de PAN, PRI y Verde Ecologista aprobaran los contratos petroleros con el sector privado. No asimilan su inferioridad numérica.
Han sido meses de agravios a la población capitalina y disputas furiosas entre partidos políticos. El Pacto por México y la anhelada unidad nacional están resquebrajados, sin posibilidades de armonizar a la nación en tiempos inmediatos.
Fueron muchas las reformas que en un año abrieron diversos frentes. La fiscal y sus onerosas cargas causan enojo y distanciamiento de los contribuyentes con el Gobierno.
Debido a la educativa, en casi ocho meses no ha podido Gobernación con el plantón de la CNTE, iniciado en el Zócalo el 8 de mayo pasado y continuado en el Monumento a la Revolución. Ese bando de chantajistas se sumó a la protesta contra la legislación energética. En esto, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, ha sido un cero a la izquierda y ahora rechaza la Ley de Marchas porque, dice, afecta la autonomía del DF. ¿No la mancillan las hordas de vándalos a diario?
Nadie creyó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, la encuesta para elevar a cinco pesos el precio de cada boleto del Metro, sistema de transporte que en manos del PRD y sus congéneres tiene sus instalaciones en franco deterioro y bajo un régimen corrupto de cobros a los vendedores ambulantes y sobreprecios en refacciones y otros insumos.
Aplicada esa tarifa, numerosos individuos saltan sobre torniquetes del Metro. Son los anarquistas que saquean comercios, agreden a policías y pretenden derribar blindajes instalados en torno al Congreso.
"ENTRE OTRAS" LICITACIONES. Mientras el Presidente Peña Nieto iba y venía de Sudáfrica, a dónde asistió a las exequias de Mandela, 95 senadores del PRI, PAN y Verde Ecologista se impusieron a 28 de la izquierda.
Estaba previsto. En el dictamen de la reforma fueron aprobados los contratos de servicio que el Estado pagará en efectivo, los de utilidad y producción compartidas, así como las licencias mediante la transmisión onerosa de hidrocarburos.
Petróleos Mexicanos, se insistió, no deberá hacer concesiones, pero quienes más gritaron, los ex priístas Manuel Bartlett y Manuel Camacho, no evitaron, en los contratos, dos palabras preocupantes: "entre otras". Con ellas quedó abierta la posibilidad de otras opciones del contratismo.
EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS era examinada la minuta de energía por la Junta de Coordinación Política, presidida por el perredista Silvano Aureoles, cuando diputados afines a López Obrador recibieron órdenes -a través de sus celulares- para secuestrar el presídium de la Cámara y cerrar las entradas del recinto parlamentario con escritorios y sillas. Obvio, les habló Martí Batres.
En pleno desorden, el coordinador de la fracción priísta, Manlio Fabio Beltrones, dispuso que la sesión se llevara a cabo en un recinto alterno de San Lázaro. Allí llegaron perredistas y petistas a gritonear, y hubo encuentros a manotazos. En el pleno se desnudó el perredista Antonio García Conejo. Ninguna diputada quiso ver sus miserias.
En cuestión de horas se impusieron PAN, PRI y Verde Ecologista. La votación en lo general fue de 353 a favor y 134 en contra. Revés contundente a las huestes de López Obrador, Jesús Zambrano y el también ex priísta Ricardo Monreal, quien se distingue por sus leperadas.
EL PANISMO PRESUMIÓ la introducción de sus planteamientos de decenios y condicionó para votar con el PRI que fuesen sacados del Consejo de Administración de PEMEX los cinco consejeros del sindicato petrolero, encabezado por Romero Deschamps, a lo cual accedieron los tricolores.
Según el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, los derechos de los trabajadores petroleros están a salvo, sin ningún problema. No dijo que el líder del sindicato, Romero Deschamps, los mantiene disciplinados al priísmo desde 1989.
Comentarios: www.felixfuentes.com.mx