Banner

Advierten a deudores que de no ‘ponerse a mano’ podrán ser considerados como defraudadores

Por Gonzalo Soto

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Los contribuyentes que presenten algún adeudo o sostengan algún pleito con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) es importante que se pongan a mano y estén localizables, de lo contrario podrían impedirles facturar y perder ingresos en 2014.

De acuerdo con el nuevo marco fiscal para el próximo año, los contribuyentes que sean considerados como defraudadores por parte del Fisco verán cómo sus certificados de sellos digitales o sus firmas electrónicas avanzadas (FIEL) quedan sin efectos para emitir facturas.

Personas físicas o morales que desaparezcan durante alguna auditoría o utilicen comprobantes fiscales para amparar operaciones inexistentes serán considerados como defraudadores por el SAT.

Asimismo, entrarán en esa categoría los contribuyentes que omitan en un mismo ejercicio fiscal la presentación de tres declaraciones de impuestos periódicas consecutivas, seis no consecutivas o que desaparezcan de su domicilio durante la aplicación de algún procedimiento administrativo de ejecución.

Esta medida de control fue establecida inicialmente en la tercera modificación a la Resolución Miscelánea Fiscal y reforzada en el Código Fiscal de la Federación que aprobaron los legisladores durante la discusión de la reforma hacendaria.

Según el Fisco, al quedar sin efectos el certificado de sello digital, el contribuyente no podrá emitir facturas hasta que aclare su situación tributaria, mientras que los comprobantes fiscales emitidos después de esta observación de la autoridad, no tendrán valor para efectos fiscales.

De esta manera, el Fisco pretende obligar a que todos los contribuyentes se mantengan disponibles durante las auditorías, de lo contrario sus operaciones diarias se verán severamente afectadas.

Inicialmente la limitación de las facturas electrónicas para los contribuyentes defraudadores estaba destinada a la cancelación de los sellos digitales, sin embargo se tuvo que ampliar dicha disposición a la FIEL, debido a que las personas físicas con obligación de facturar ya no requerirán de los sellos en 2014.