Banner

Por Moisés Ramírez
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- El crimen organizado impacta hasta en el precio de las verduras y hortalizas.
Los precios al mayoreo de verduras y hortalizas como chiles, cebollas, tomates subieron hasta 50% en los últimos 12 meses, debido a que los agricultores incurren en mayores costos por la inseguridad que priva en las zonas de cultivo y distribución.
Según un sondeo realizado en la Central de Abastos de Monterrey entre una decena de distribuidores, agricultores de Michoacán, Tamaulipas, Sinaloa y Chihuahua están siendo víctimas de delincuentes que les cobran un “derecho de piso” para trabajar en paz.
Ese problema de inseguridad se extiende al flete, pues los transportistas cobran más por ir a esos territorios y traer los productos a las bodegas locales.
“A cualquier transportista que le pregunten de aquí, que si va a Tamaulipas va a decir que no o que cobra más”.
“A nosotros hace unos meses nos secuestraron a unos choferes”, dijo un empresario del Sur del Estado que pidió el anonimato.
Roberto García, locatario de la Central de Abastos Estrella en Nuevo León -el único de los entrevistados que accedió a identificarse para esta nota-, refirió que los transportistas que aceptan ir a los estados conflictivos lo hacen cobrando un 50 por ciento más, aumento que luego tienen que reflejar en el precio del alimento.
Señaló que los campos de chile jalapeño y serrano en Tamaulipas están repletos, pero que no puede trasladar para acá suficiente volumen por temor.
Morelos, Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Quintana Roo, Baja California, Nuevo León, Durango, Guanajuato, Michoacán y Coahuila son los estados menos pacíficos, de acuerdo con un reporte del Institute for Economics and Peace (IEP), y algunos de ellos son también principales productores de algunas de las hortalizas y frutas de mayor consumo en el País.
“Allá están Michoacán, están batallando por el cobro de piso y a nosotros nos aplican ese cobro y eso hace el producto más caro y perjudicamos al consumidor; ya tenemos un buen ‘tiempecito’ con esto”, comentó otro distribuidor de la Central Estrella.
“Estamos batallando para abastecer de chile la plaza, porque los de los fletes no quieren ir a Tamaulipas porque es zona caliente”.
“Y si van nos cobran un 50 por ciento más por el riesgo y nosotros tenemos que repercutirlo al consumidor; lo mismo sucede con la cebolla”, añadió Roberto García, del mismo mercado de abastos.
El Servicio Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía refirió, en su último reporte, que hoy día los precios al mayoreo del chile serrano y la cebolla están, en promedio y respectivamente, 52 y 71 por ciento más alto respecto al valor de hace un año.