Banner

El homicidio doloso se concentra en la zona Noroeste del País


Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los delitos de alto impacto están distribuidos en las distintas regiones del País.

El homicidio doloso se concentra en el Noroeste, mientras que el secuestro y la extorsión predominan en la zona centro.

De acuerdo con un documento de la Secretaría de Gobernación, el 31% de los asesinatos entre 2006 y 2013 (hasta octubre) se cometió en el Noroeste.

Esta región comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora, donde opera principalmente el Cártel de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

En términos de porcentajes, ya que el informe no incluye cifras totales, a esta región le siguen el Centro, Occidente, Sureste y Noreste.

La mayor incidencia de secuestro se ubica en la región Centro, donde están el Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

En esta zona, donde opera el llamado "Escudo Centro", se cometieron 3 de cada 10 plagios (31%) desde 2006.

Por debajo de ésta, están Noroeste y Occidente con el mismo porcentaje (19%), seguidos de Sureste y Noroeste.

Reforma publicó en los últimos días que el índice de secuestros en el País rompió récord este 2013, ya que por primera vez desde 1997 -cuando se comenzó a medir el delito- el plagio registra más de mil 400 averiguaciones previas en un solo año. Hasta octubre van mil 425.

Asimismo, que México ocupa el primer lugar mundial en secuestro, encima de países como Venezuela, Colombia, Pakistán y Siria, de acuerdo con el Mapa de Riesgo para 2014, de la consultora en seguridad Control Risks.

Pero la región Centro no sólo ocupa el primer lugar en secuestros, también encabeza la lista de extorsiones.

Según el documento, que la SEGOB elaboró con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, esta zona registró el 33% de delitos de este tipo.

Le siguen, en orden descendente, Occidente, Sureste, Noroeste y Noreste.

El Programa Sectorial de Gobernación 2013-2018 reconoce que las problemáticas específicas que enfrenta cada región del País demandan soluciones "a la medida".

"(Soluciones) a partir de la coordinación regional entre las instituciones de Seguridad Pública federales y las autoridades estatales", indica.

"Es importante subrayar que el incremento en los índices delictivos se manifiesta de diferentes formas a lo largo del territorio nacional. Ello obliga a analizar al fenómeno delictivo desde una óptica regional".

Para mejorar el combate al crimen, este 2013 el Gobierno Federal dividió al País en cinco regiones, cuyos objetivos son establecer una cooperación que genere orden, confianza, jerarquías, mandos claros y corresponsabilidad de los tres órdenes de Gobierno.