Banner

Por Alejandra Buendía
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- Tras años de trabajo en un laboratorio en el patio de su casa y una inversión de 50 mil dólares, un inventor regiomontano logró patentar en Estados Unidos un robot cirujano.
Alejandro Ramos creó un artefacto con dos brazos que puede realizar cirugías de invasión mínima.
“El cirujano tiene una representación en el cuerpo del paciente, los movimientos que él ejecuta en el exterior, el robot los reproduce en el interior y ve lo que pasa en una pantalla de televisión”, explicó Ramos, fundador de la empresa Human Robotics.
El robot es controlado por el médico a una distancia de entre 1 y 2 metros mediante un exoesqueleto, es decir, un armazón externo con sensores de movimiento.
En 2006, Human Robotics inició el proceso de patente en Estados Unidos y hace un par de meses le fue otorgada.
Human Robotics ofrece ahora su invento a grandes empresas extranjeras para que lo comercialicen.
“Las empresas que se dedican a esto tienen 12 años en el mercado, canales de distribución y plantas de manufactura, entonces es muy difícil competir con ellos.
“Mejor vendo la tecnología y continúo con mis líneas de investigación, como el corazón artificial”, dijo Ramos sin revelar el precio de la patente, por estar negociando con algunas compañías.
Los brazos del robot son pequeños y pueden realizar hasta 14 movimientos con una sola incisión, aseguró su creador.
Entre los proyectos en curso o en etapa de planeación de la empresa están: un exoesqueleto para rehabilitación de la extremidad superior, una mano robótica antropomórfica y un reemplazo de corazón.