Banner

Por Marco Antonio Flota


Cual debe de yes. (II)


Bueno, a estas alturas el Presidente de la República, don Enrique Peña Nieto, debe haber terminado su viaje a Sudáfrica. Dónde se presentó, si no a primera hora, sí a una hora fija, a cumplir con su obligación.
¿Pero qué tanto hizo el Jefe de la Nación en su viaje a tan lejano País? Pues si usted nos lo permite le daremos una revisión de su tiempo.
-Bueno, mi querido Peña Nieto, ahora sí a disfrutar de un buen descanso.
-Eh mi estimado Presidente, no me lo tome a mal, pero en el camino, rumbo a Sudáfrica, podríamos tener una entrevista con el presidente del Instituto del Petróleo del Costa de Marfil, que es un buen mercado para nuestro petróleo.
-Eh pero tendrá realmente un papel preponderante el señor.¿cómo dices que se llama mi buen?
-Adama Toungara y es precisamente.
-Ya, ya, mi estimado señor jefe del protocolo, pero enseguida.
-No le tome a mal, señor Presidente, pero en el viaje no estaría mal que se entrevistara con alguno de los mandatarios asistentes al evento.
-¡No me hagas eso, si lo que quiero es descansar!
-Bueno, mi señor Presidente, será una reunión de una hora.
-¡Está bien, pero que no me tome más de una hora! Y después, mi jefe de protocolo a gozar de lo lindo!
-Muy bien, señor Presidente... ¿Y ya que en esas andamos, le parecería bien que incluya en la visita al Presidente de Brasil?
-¡Nada, de nada te digo que vine a descansar!
-Por favor, señor Presidente, sólo un Presidente más.
-¡Pero sólo uno más, querido secretario de Estado!
-Gracias, señor Presidente si le parece bien, aparte del Presidente de ese País que nos cae tan bien, podríamos incluir al de.
-¡Nada de nada, cero de cero... ¿está claro, mi secretarito de estadito?
-¡Claro, señor Presidente, lo que usted diga!
-Eso me parece perfecto...
-Pero supongo, mi querido Jefe de Estado, que se tomará usted algún tiempo para escoger un regalo adecuado para la Primera Dama...
-Ah, caray, no había pensado en eso, mi secretario de Estado.
-Bueno, tengo entendido que en alguna dependencia del.
-¡Nada es poco para mi Primera Dama, iremos a donde lo ordene el Gobierno!
-De acuerdo, señor... ¿alguna dependencia en especial?
-Pues yo diría que nos diéramos una vuelta por las principales calles de esta ciudad.¿Cómo dices que se llama?
-Eh creo que... creo que.
-¡No importa... en algún lugar encontramos lo necesario para una Primera Dama.
-Pues vamos, pues señor Presidente.
Por ahí fueron el jefe del Gabinete y su jefe del protocolo
Y por ahí se fueron el jefe del Gabinete y su jefe del protocolo.
Encontrando lo que le faltaba al País.
(¡Faltaba más!)
---------------0----------------------

¡RRIINNGG!

-Bueno, Televisión Deportiva de México.
-¿Van a pasar los dos partidos de la final?
-No, señor, sólo uno.
-¿Y el otro?
-¡Yo qué sé, búsquelo en otro canal!
-----------------0--------

EPIGRILLO

El delegado Toledo
sin castigo en Coyoacán.
(A ver si ahora le dan
castiguito por do ledo)