Uno de cada 10 mexicanos cae en el engaño de delincuentes


Por Diana Baptista y Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La modalidad de extorsión telefónica prendió alerta entre autoridades y organizaciones civiles por su tendencia a la alza.

De acuerdo con especialistas, este tipo de delito tiene un nivel de éxito del 10%. Es decir que al menos una de cada 10 personas cae en el engaño de los delincuentes.

"El nivel de éxito nos da una idea de qué tan frágil está la ciudadanía ante este fenómeno", dijo Juan Francisco Torres, secretario general de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

Reforma publicó ayer que durante el primer año de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, en el País se registraron 22 víctimas diarias de extorsión, sin contar la cifra negra.

Federico Robles, director del Centro de Atención del Comisionado (CEAC) de la Comisión Nacional de Seguridad, aseguró que, este año, más del 90% de los intentos de extorsión se realizaron por teléfono.

Las modalidades más comunes: aquellas en que se finge el secuestro de un familiar o el otorgamiento de un premio.

Tan sólo de enero a octubre, el Estado de México registró el mayor número de denuncias por ese delito en todo el País, de acuerdo con datos del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Dicha Entidad, que durante más de una década reportó cero extorsiones, acumuló mil 429 denuncias.

Esta cifra representa el 21 por ciento del total que, en ese periodo, se iniciaron en las 32 entidades del País (6 mil 694).

La extorsión, considerada un delito de alto impacto, no figuró en los reportes sobre incidencia delictiva que la Procuraduría mexiquense proporcionó al SNSP entre 2000 y 2011.

Al año siguiente, la entidad informó que se denunciaron mil 39 extorsiones, lo que la ubicó en el segundo lugar nacional, por debajo del Distrito Federal.

Este 2013, el Edomex se trepó al primer lugar, seguido de la Ciudad de México, con 837; Jalisco, con 519; Guanajuato, con 393; Morelos, con 327; Veracruz, con 284; y Baja California, con 268.

Hasta octubre, la Entidad mexiquense ya había superado en 37% (390 denuncias) su cifra de todo el 2012.

Para Federico Robles, las extorsiones telefónicas son más comunes en ciudades densamente pobladas, particularmente en el Distrito Federal y Zona Metropolitana, gracias al fácil acceso que hay a la información personal.

Juan Francisco Torres consideró que el Gobierno y la sociedad civil deben seguir impulsando estrategias de difusión de largo aliento, que informen a los ciudadanos sobre las distintas modalidades de extorsión.