EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno federal publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación (DOF) con el que se modifican los artículos para la aplicación de los exámenes de control de confianza, así como las pruebas de permanencia de los elementos.
Con la medida, los exámenes que se apliquen a los elementos de nuevo ingreso, así como las pruebas de permanencia, se deberán realizar cada tres años, y no cada dos años, como se aplicaba anteriormente.
Para el personal que desempeña funciones de Mandos Superiores y Operativo y los integrantes sometidos a evaluaciones de control de confianza con motivo de un proceso de promoción, para ocupar los puestos de mando señalados, las pruebas serán cada dos años.
En el caso de evaluaciones toxicológicas, médicas y psicológicas, realizadas para la obtención de la Licencia Oficial Colectiva de Portación de Armas de Fuego, los elementos se someterán a la vigencia que establece la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).
Sólo en el caso de que el elemento evaluado haya obtenido un resultado negativo en la aplicación de las pruebas, los exámenes se realizarán cada año.
“En los casos de que un aspirante obtenga resultados aprobatorios, la Institución atendiendo a la disposición de vacantes podrá en el término de un año contratar a dicha persona. De transcurrir dicho término y el aspirante no haya ingresado a laborar a la Institución, en caso de que siga siendo su deseo pertenecer a la Policía Federal, deberá someterse nuevamente al proceso de evaluaciones de control de confianza para nuevo ingreso”, señala el acuerdo.
El acuerdo, señala que las pruebas se podrán realizar en cualquier momento a los integrantes de la Policía Federal, la aplicación de una o más de las evaluaciones cuando así lo determine el Alto Mando y/o el Mando Superior en Jefe.
Durante los últimos cuatro años, uno de cada tres elementos de la Policía Federal a los que se les practicó los exámenes de permanencia, no cumplieron con los requisitos indispensables para continuar desempeñándose en el cargo.
De acuerdo con el control que lleva la Unidad de Asuntos Internos de la dependencia, de enero de 2010 a septiembre pasado, se evaluaron a 49 mil 489 policías, de los cuales 11 mil 629 no acreditaron los exámenes.
El documento de la dependencia, indica que a pesar de que la Unidad de Asuntos Internos lleva a cabo el registro de las evaluaciones, se desconoce en qué áreas o divisiones de la Policía Federal laboran los policías que no acreditaron los exámenes.
Los reportes de la dependencia, mencionan que la prueba del polígrafo es la principal causa por lo que no han acreditado las pruebas. Además de esta, se encuentra el que los policías no eran adecuados para desempeñarse en el cargo debido a que consumían drogas, no contaban con capacidades físicas adecuadas, mantenían relación con el crimen organizado o su calidad de vida era mayor a las prestaciones salariales que recibían.