Banner

EL UNIVERSAL
VILLAHERMOSA.- Las fallas del sistema de bombeo y el deficiente sistema de drenaje pluvial, conjugado con las intensas lluvias de más de 200 milímetros por el frente frío número 20, inundaron miles de viviendas y comercios, así como arterias que trastocaron el tránsito en esta capital.
Las poblaciones más afectadas fueron las que se encuentran asentadas en zonas bajas y que en cuestión de minutos quedaron anegadas. La mayor parte de esta capital, ubicada en una planicie baja, se mantiene a flote principalmente por su sistema de bombeo, conformado por más de 40 cárcamos, que en caso de fallar durante una lluvia, casi de inmediato se va a pique.
El gobernador Arturo Núñez Jiménez dijo que ante la torrencial precipitación, “los cárcamos no se dieron abasto suficiente y fallaron”, y afirmó que aunque este año se trabajó en este rubro, todavía falta limpiar y darle mantenimiento a la red de drenaje.
“Estamos pendientes del problema, (pero) lo peor pudo haber ya pasado”, consideró. Dijo que en Tabasco, en este 2013 en materia de fenómenos meteorológicos “ya la íbamos librando”, pero pegaron los frentes fríos 19 y 20.
La dirección de Protección Civil de Tabasco aún carece de información sobre las afectaciones, y sólo reportó la apertura de tres albergues, uno en el Municipio de Teapa, con 300 personas con sus viviendas anegadas y en el Villa Luis Gil Pérez, Centro, con 60 personas.
Se avisó de la habilitación de la Nave III del Parque Tabasco, en ésta capital, para quienes los requirieran y con capacidad para atender a 400 personas.
La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), reportó que en las últimas 24 horas las más altas precipitaciones fueron de 264.1 milímetros en Teapa; 263.8 milímetros en Puyacatengo, Teapa; 246 milímetros en Porvenir, Centro; 238.9 milímetros en Villahermosa, y 236.2 milímetros en San Joaquín Pichucalco.
Los escurrimientos de las lluvias también desbordaron los cauces de tres ríos: el Pichucalco que se situó a 1.33 metros arriba de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (Namo). El Grijalva en su estación hidrométrica Gaviotas, registró 78 centímetros arriba de su Namo, y aguas más abajo, en la estación hidrométrica Porvenir se situó 46 centímetros arriba de su Namo; y el río San Pedro, Balancán, alcanzó 21 centímetros arriba de su Namo.
CONAGUA pronosticó para la víspera de Navidad, cielo nublado con lluvias intensas de 70 a 150 milímetros en la subregión de la Chontalpa, Centro y Sierra, con algunas precipitaciones mayores en la subregión de la Chontalpa y Sierra.
También avisó sobre la formación de bancos de niebla por la noche-madrugada en tramos carreteros.
Elementos y vehículos del Ejército Mexicano realizaron recorridos por la colonia Gaviotas Sur, de Villahermosa, para ofrecer auxilio y traslado a la población afectada, así como para apoyarles a rescatar sus bienes.
El gobernador Arturo Núñez dijo que solicitará y tramitará ante la Secretaría de Gobernación, se declaren “zona de desastre” a los municipios de Centro, Teapa y Macuspana, con el objetivo de disponer de recursos para reponer infraestructura.
Apenas por el pasado frente frío, otros nueve municipios que resultaron afectados, también fueron declarados zona de desastre.