Banner

Por Francisco Reséndiz

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El Presidente Enrique Peña Nieto desarrolló su gestión a lo largo de 2013 en medio de tragedias, bajo crecimiento económico, una intensa oposición a dos de sus principales reformas, la detención de la lideresa del magisterio Elba Esther Gordillo, e intensas movilizaciones sociales.

Peña Nieto tuvo una agenda internacional de 16 viajes, mientras su equipo más cercano tenía a su cargo la negociación de las reformas constitucionales en materia educativa, de telecomunicaciones, competencia económica, financiera, hacendaria, política y energética.

A la par de la operación política puesta en marcha el 2 de diciembre de 2012 en el Pacto por México, el 21 de enero el Mandatario arrancó, en las Margaritas, Chiapas, la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Una semana después, en un viaje a Santiago de Chile, participaría en la Cumbre CELAC-UE y realizaría una visita de trabajo a Uruguay.

El 31 de enero, tras una gira de trabajo por Colima, el Mandatario atendería personalmente la contingencia por la explosión en el complejo corporativo de Petróleos Mexicanos (PEMEX); el 12 de febrero presentó, en Aguascalientes, la Política de Estado en materia de Seguridad.

Una semana después, el 20 de febrero, realizaría su primera Visita de Estado a una nación, sería a Costa Rica; el 22 se reúne con el ex candidato presidencial de Estados Unidos, John McCain; el 25 promulga la reforma educativa y el 27, tras la detención de Elba Esther Gordillo y una reunión con los gobernadores en Los Pinos, emite un mensaje a la Nación.

El 5 de marzo recibe al Primer Ministro de Nueva Zelanda, John Key, en el Castillo de Chapultepec. Tres días después viaja a Caracas para participar en los funerales del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías; el día 11 presenta al Congreso la iniciativa de reforma en materia de telecomunicaciones y competencia económica.

El 20 de marzo, el Mandatario viaja a la ciudad de El Vaticano, en Roma, para participar en la ceremonia del inicio del Pontificado del Papa Francisco.

La actividad del Presidente Peña Nieto durante abril se caracterizó por su presencia internacional pues el día 5 visitó Hong Kong, el 7 asistió al Foro de Boao en China, y el día 8 realizó una visita a Japón donde se entrevistó con el emperador Akihito en el Palacio Imperial.

Para el 24 de abril, el Presidente de México asistió al Foro Económico Mundial que se realizó en Perú y el 25 viajó a Haití. Para el 29 recibió, en la Ciudad de México, al Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida.

En mayo visitó al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama; cinco días después presentó, en México, la iniciativa de reforma financiera.

En junio hubo dos acontecimientos destacados en la agenda del Mandatario: la visita de Estado del Presidente de China, Xi Jinping, y la asistencia a la Cumbre del G-8.

El 12 de agosto ofrece un mensaje a la Nación con motivo de la presentación de la iniciativa en materia de reforma energética.

En septiembre, Presidencia de la República concentra sus actividades en Guerrero tras la contingencia provocada por los huracanes “Ingrid” y “Manuel”, con más de 10 visitas a la Entidad.

En noviembre, Peña Nieto recibe al Presidente de Israel, Shimon Peres. El 1 de diciembre cumple su primer año de gestión y no organiza ningún evento pues su discurso de informe lo realizó los primeros días de septiembre.

El 10 de diciembre, el Presidente recibe en Palacio Nacional al profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez, el día 10 asiste a los funerales de Nelson Mandela en Johannesburgo y el día 20 promulga la reforma energética.