EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El sector patronal del país consideró que las reformas estructurales que se plantearon durante el 2013 fueron necesarias e indispensables para transformar a México en un país justo y próspero para todos.
Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que la promulgación de las leyes reglamentarias en dichas reformas y su instrumentación tiene que ser ágil, oportuna y eficaz, pues lo que se busca es lograr un cambio verdadero en todos esos ámbitos.
Por lo que, dijo, la ciudadanía, el Congreso, los partidos y los funcionarios de los tres órdenes de gobierno tendrán que trabajar juntos para acelerar la transformación de México en un país que pueda alcanzar tasas de crecimiento sostenido superiores al 5 por ciento.
Y de la mano elevar la inversión pública y privada y generar un millón de empleos anuales, pues estos aspectos son los que se necesitan para disminuir las inequidades y las diferencias entre los mexicanos.
“Nuestro principal reto estructural es el educativo, el desarrollo humano, expresado en los resultados de la evaluación PISA”, aseguró. Pues la prueba reveló que uno de cada dos alumnos no logró aprobar competencias básicas en matemáticas y ciencias, y 4 de cada 10 mostraron que carecen de habilidades básicas en lectura.
El líder patronal consideró que la tarea para 2014 será asegurar que se cumplan las leyes secundarias en la reforma educativa.
Por lo que plantea la aplicación de un nuevo modelo educativo, que eleve la calidad de los niveles básico y medio, ampliando la cobertura para la educación media superior y así los niños, niñas y jóvenes, puedan adquirir habilidades y competencias necesarias para su futuro.
Otro de los grandes retos estructurales, reveló, es la baja productividad del país. A lo que dijo que “ser más productivos no quiere decir trabajar más: significa trabajar mejor, con mayor inteligencia, con tecnología, hacer más con los recursos que ya se tienen”.
En materia de seguridad, sigue la tendencia alcista de secuestros y extorsión, entre otros delitos del fuero común. Dijo que México requiere con urgencia un ambiente de paz social, sin impunidad, con una verdadera cruzada nacional contra la corrupción, para que se investiguen y sancionen ilícitos en los tres órdenes de gobierno y de los tres poderes de la Unión.
“Vamos por un solo México, sin pobreza extrema y sin desigualdades injustificables, males que son una fuente indudable de violencia, de agravio, de discrepancia social”, comentó Castañón Castañón.
Hizo un llamado para exigir que los programas de combate a la pobreza tengan como ejes rectores los principios de solidaridad y subsidiariedad, que se conviertan en un instrumento de desarrollo y no sean usados con fines clientelares y políticos.
En materia de estado de derecho, el sector patronal impulsará la subordinación de sociedad y gobierno a leyes justas, eficaces y viables, surgidas de órganos y procesos democráticos.
Adelantó que para 2014 el sector patronal impulsará el desarrollo de México con proyectos productivos que generen riqueza con responsabilidad social y empleos de calidad en todas las regiones del país en beneficio de todos los mexicanos.