Banner

Hoy se cumplen 20 años de la firma del Tratado con países de Norteamérica

Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) cumple 20 años este 1 de enero.
Concebido por el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari como el motor que modernizaría la economía mexicana, impulsaría la competitividad e insertaría al aparato productivo en la globalización, el TLCAN entró en vigor el primer día de 1994, cuatro años después del inicio de las negociaciones con las administraciones del Presidente estadounidense George Bush y el Primer Ministro canadiense Brian Mulroney, que culminaron bajo los mandatos de Bill Clinton y Jean Chrétien.
Dos décadas después, el comercio exterior de México se ha sextuplicado, las exportaciones pasaron de 51 mil 886 millones de dólares en 1993 a más de 370 mil 700 millones en 2012, y se ha duplicado la inversión extranjera directa como parte del PIB, aunque ésta ha venido decayendo en la última década.
Para el Gobierno Federal, el saldo de estos 20 años ha sido positivo, y el reto está en desarrollar el talento conjunto y fortalecer las cadenas de valor, además de modernizar áreas de facilitación comercial en temas como infraestructura o reducción de costos de transacciones.
Sin embargo, el balance no es del todo favorable. A 20 años de la entrada en vigor del TLCAN, el PIB per cápita de México sigue siendo tres veces menor que el de EU y dos veces menor que el de Canadá.
Según datos de la Secretaría de Economía, el 50% de las exportaciones de México lo realizan sólo 44 grandes empresas, lo que significa que los negocios pequeños y medianos no han podido beneficiarse del acuerdo comercial.
En 20 años, México ha descendido 24 lugares en materia de competitividad mundial y cinco en términos de su participación en el PIB global.

Balance Positivo
En entrevista, el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Sergio Alcocer, indicó que el tratado se ha traducido en un incremento del comercio y de las inversiones, pero también ha generado una interdependencia económica entre los tres países, que en conjunto suman el 28% del PIB mundial.
Destacó que actualmente México, EU y Canadá no solamente intercambian bienes y servicios, sino que fabrican de manera conjunta a través de cadenas de valor.
“El reto es ahora cómo podemos alargar estas cadenas de suministro a nivel regional, de manera que no solamente ensamblemos o fabriquemos juntos, sino que diseñemos e innovemos juntos. Es hacia allá donde debe de caminar la siguiente etapa de evolución del tratado, que no implica renegociarlo”, remarcó.
El funcionario dejó en claro que ninguno de los tres países tiene intenciones de abrir el tratado, pero sí de modernizarlo, a través de las negociaciones del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), que se negocia con 11 países más, y a través del diálogo que se establezca entre las tres naciones a partir de la Cumbre de Líderes de América del Norte, a celebrarse en México en febrero de 2014.
En la Cumbre, aclaró, no se abordará el tema de abrir o modernizar el TLCAN, sino los pasos necesarios para que la región de sea la más competitiva y dinámica del mundo.
“Lo que queremos plantear a los dos gobiernos es una reedición de una Norteamérica relanzada, Norteamérica existe, Norteamérica recargada, reloaded”, apuntó.
La modernización del TLCAN, manifestó, pasa por temas regulatorios, fronterizos y de promoción de desarrollo de talento conjunto, así como reducir costos de transacción, entre otros.
Sobre el tema de la movilidad de la mano de obra, consideró que eventualmente EU deberá dejar de utilizar un sistema de cuotas para el otorgamiento de visas de trabajo, pues de lo contrario seguirá habiendo trabajadores migrantes indocumentados.
“¿Cómo se resuelve el tema? Muy sencillo, pues no pongas cuotas, y mejor reconoce las necesidades del mercado en EU, que requieres de cierto tipo de trabajador que tú no tienes, y que otro país como nosotros sí tenemos, y viceversa. Éste es un tema donde creo que con el tiempo iremos convergiendo”, auguró.