Banner

México pierde talentos brillantes, ya que migran también por la falta de oportunidades


Por Jorge Ramos
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La violencia en el País comenzó a ahuyentar de México a sus mentes brillantes en los años recientes, pero el fenómeno apenas comienza a ser detectado como un factor de expulsión, según un estudio de la UNAM.
Si hace tres décadas las razones para abandonar la patria eran los bajos salarios y la carencia de empleos apropiados, hoy se suma la violencia que se acrecentó en el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012).
"Sí, desafortunadamente sí puede ser una circunstancia por la cual un joven investigador que empieza su carrera, comienza a formar su familia, pues prefiera ir a un país donde va a tener oferta de empleo o plazas para hacer investigación y además va a tener seguridad", admite Enrique Cabrero, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).
La migración de talentos se detectó hace medio siglo en Inglaterra, donde se acuñó el concepto "fuga de cerebros" (brain drain). Entre 2005 y 2010 salieron de México 65 mil personas cada año con estudios de licenciatura, maestría y doctorado a Estados Unidos, mientras que apenas regresaron 61 mil en esos siete años, lo que le hace ocupar a México el sexto lugar a nivel mundial con más migrantes altamente calificados, de acuerdo con José Luis Ávila, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
De esos 61 mil repatriados, 40 mil eran profesionistas, 16 mil con maestría y el resto con doctorado, describe Ávila, autor de investigaciones sobre migración de talentos hacia Estados Unidos, nación que aloja al grueso de esa diáspora mexicana documentada por la Encuesta Continua de Población (CPS, por sus siglas en inglés).
Datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO) reportan la salida de un millón 357 mil mexicanos con estas características en los últimos 20 años. Sólo en Estados Unidos hay 893 mil profesionistas, muchos de ellos científicos. Sin embargo, para la sangría asociada a la violencia los números no existen.
La investigadora Camelia Tigau, del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, dice en entrevista que "hace 10 años quizá no había tanta migración por violencia".
En su libro próximo a publicarse, "Riesgos de la fuga de cerebros en México: construcción mediática, posturas gubernamentales y expectativas de los migrantes", Tigau expone que "las principales razones para migrar vinculadas a las necesidades de seguridad son la situación de inseguridad, narcotráfico y violencia que se vive en los últimos años de residencia en el país y las condiciones laborales inseguras en México, pero seguras en el destino".
Por vez primera en una investigación académica se pone en blanco y negro el fenómeno de la fuga de cerebros y de talentos, asociado a la violencia.
"Quizás la queja más importante de los migrantes entrevistados sobre la situación mexicana sea la situación de inseguridad, debido al narcotráfico y la violencia, lo que no siempre se traduce en un desacuerdo con la política gubernamental de lucha contra el narcotráfico, como en el sexenio de Felipe Calderón", describe Tigau.
Para su investigación, Tigau entrevistó a 148 mexicanos con estudios desde licenciatura hasta doctorado, a través del Instituto de Mexicanos en el Exterior y de redes de mexicanos en Estados Unidos, Canadá, Japón, Francia, Alemania y Suiza, principalmente.