Banner

Buscan con RIF atraer a negocios que estaban en la informalidad y detectar empresas que les vendían productos y escondían ingresos


Por Gonzalo Soto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) que sustituyó a partir de este año al Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS) no sólo servirá para integrar a pequeñas empresas, sino para fiscalizar a grandes contribuyentes que mantenían operaciones con informales, afirmó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.
Durante su intervención en el Seminario de Perspectivas Económicas 2014, organizado por el ITAM, resaltó que el objetivo del Régimen de Incorporación es atraer a negocios que estaban en la informalidad y de paso detectar a muchas empresas que les vendían productos y escondían esos ingresos.
"El costo mayor de la informalidad, el costo recaudatorio de la informalidad, está en aquellas empresas formales que le venden a los informales y por lo tanto son ingresos que no están a la vista de la autoridad.
"Por lo tanto la información que podemos obtener de quienes realizan actividad económica informal puede ser un insumo muy importante para elevar los niveles de recaudación del resto de la economía", aseguró el funcionario.
Con este nuevo régimen, agregó, llegará a la Secretaría de Hacienda una cantidad relevante de información para detectar a los contribuyentes que han cometido abusos en el esquema fiscal.
Por otro lado, Videgaray resaltó la importancia de las reformas estructurales aprobadas el año pasado y que darán a la productividad y la economía el empuje fundamental que requieren desde hace varios años.
Entre los logros más importantes, dijo, está la Reforma Energética que permitirá dar un impulso a la producción petrolera que no rebasa los 2.5 millones de barriles diarios de producción.
Con esa producción y los precios del petróleo que había en 2004, las finanzas públicas ya habrían entrado en una crisis, por lo que era urgente hacer una reforma que permitiera una mayor explotación de los recursos.