Banner

Asumen fuerzas federales la seguridad de las zonas en conflicto de Michoacán


Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- El Gobierno de la República anunció la incursión de fuerzas federales en las zonas que disputan Los Caballeros Templarios y autodefensas en Michoacán.
En ese sentido, emplazó a los grupos de autodefensa a replegarse y dejar la seguridad de sus pueblos en manos de las fuerzas federales.
"A partir de hoy reforzamos una estrategia amplia e integral en los municipios más afectados, para atender la seguridad de las personas, de sus bienes y también combatir las condiciones sociales que generan las conductas violentas", señaló Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.
Agregó que serán las instituciones federales las que asuman desde ahora las labores de protección de los habitantes en la región de Tierra Caliente.
"A los grupos de autodefensa se les emplaza para que regresen a sus lugares de origen y se reincorporen a sus actividades cotidianas.
"La seguridad de sus comunidades estará plenamente a cargo de las instituciones, por lo que se les invita a que coadyuven con las autoridades proporcionando la información con que cuenten para detener a los delincuentes", emplazó Osorio Chong.
Osorio dirigió su mensaje desde el Palacio de Gobierno en esta ciudad, acompañado por los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos, y el de Marina, Francisco Soberón, y el Procurador Jesús Murillo Karam.
También estaban los titulares de Seguridad Pública, Manuel Mondragón y Kalb, y del Centro de Investigación de Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Imaz.
El Gabinete de Seguridad sesionó por la mañana a puerta cerrada, para definir la nueva estrategia que busca contener la violencia que ha provocado la lucha entre autodefensas y templarios.
La semana pasada, esa batalla generó bloqueos, la quema del Palacio Municipal de Apatzingán, vehículos y establecimientos comerciales, así como diversas balaceras en Tierra Caliente.
"Los delincuentes deben recibir el trato que la ley dispone para ellos, y en ese sentido no hay espacio alguno ni para la tolerancia ni para la complacencia", argumentó Osorio.
Aclaró que esta medida no interrumpe ni sustituye las actividades que actualmente llevan a cabo el Ejército, la Armada y la Policía Federal en el territorio michoacano.
Tampoco, añadió, supone alguna reducción en el número de efectivos que actualmente trabajan en esos lugares.
"Vamos a hacer nuestro trabajo de manera severa e inflexible", advirtió, "para la delincuencia ninguna consideración".
La nueva estrategia abre la posibilidad de reclutar en los cuerpos oficiales a integrantes de los grupos de autodefensa, quienes en 11 meses lograron tomar control de pueblos en 17 municipios.
El fin de semana tomaron Nueva Italia, uno de los principales bastiones templarios, y ayer reportaron su incursión en Coahuayana.
"Se invita a los integrantes de estos grupos para que, en caso de considerar que su vocación de servicio esté orientada hacia las tareas de seguridad y protección de sus comunidades, puedan hacerlo", ofertó el secretario de Gobernación.
Osorio condicionó esta adhesión a cumplir con los procesos reglamentarios y a que los autodefensas cumplan con los requisitos para ser reclutados y adiestrados.
En su discurso, afirmó que en esta nueva fase la ley se aplicará de manera rigurosa e indiscriminada.
"No habrá tolerancia alguna para cualquier persona que sea sorprendida en posesión de armas sin contar con la autorización que para tal efecto señalan las leyes", amagó.