Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
MILÁN.- Las ventas de automóviles nuevos en la Unión Europea cayeron por sexto año consecutivo en 2013, pero hubo señales de mejoría.
La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) informó que las ventas de autos nuevos bajaron 1.7 por ciento, a 11.8 millones.
Ese es su nivel más bajo desde 1995 y una contracción de 26 por ciento en cuanto a las ventas de 2007; sin embargo, la caída fue menos a la que temían las automotrices al inicio de 2013.
La bajada de las ventas el año pasado resultó así muy inferior a la de 2012, cuando cayeron 8.2 por ciento.
Los peores resultados del año fueron para el francés PSA Peugeot Citroën (-8.4 por ciento), el italiano Fiat (-7.1 por ciento) y los estadounidenses General Motors (-4.3 por ciento) y Ford (-3.2 por ciento).
El grupo alemán Volkswagen mantuvo estables sus ventas (-0.6 por ciento), igual que BMW (-0.8 por ciento).
El fabricante japonés Mazda tuvo en cambio uno de los mejores resultados, con un aumento de ventas de 16.1 por ciento.
Jaguar Land Rover también tuvo un buen año (9.7 por ciento), igual que Renault (4.4 por ciento), gracias a su marca ‘low-cost’ Dacia, que superó las ventas de Daimler (4 por ciento) y Mitsubishi (4.3 por ciento).
Por países, el panorama para el año completo lució mixto.
Gran Bretaña logró un aumento de doble dígito (10.8 por ciento), mientras que España tuvo ganancias leves (3.3 por ciento). Las ventas se desplomaron en Francia (-5.7 por ciento), Alemania (-4.2% por ciento) e Italia (-7.1 por ciento).
La ACEA reportó cuatro meses consecutivos de ganancias del mercado, con un aumento de 13.3 por ciento en diciembre. Incluso en Italia, donde la venta de autos ha sufrido bajas en los últimos 30 años, las ventas crecieron ligeramente en ese periodo.
Para 2014, la mayoría de los ejecutivos y analistas de la industria prevén un retorno a un crecimiento de un dígito, mientras que algunos advierten que es posible que hayan nuevas pérdidas ya que los precios se mantienen bajo presión debido a un exceso de capacidad crónico.