Benito Jiménez
AGENCIA REFORMA
PARÁCUARO.- Una presunta figura de Nazario Moreno, “El Chayo”, con una espada dorada y encajes tipo diamante, fue localizada por grupos de autodefensa en la comunidad de Antúnez.
Moreno es considerado uno de los líderes de Los Caballeros Templarios y presuntamente abatido por la Policía Federal en diciembre de 2010.
La pieza, de poco más de un metro de altura, al parecer de cerámica, fue encontrada por los guardias comunitarios en un altar de esta localidad, a 25 kilómetros de Apatzingán.
La imagen fue presentada a medios de comunicación por Estanislao Beltrán, uno de los coordinadores generales de los grupos de autodefensa y vocero de ese movimiento armado.
En una caja de cartón encontraron además túnicas blancas, un chaleco de metal de Los Caballeros Templarios medievales con la cruz conocida como paté roja, que representa la expansión del pensamiento templario.
“Aquí este dizque santo, que no lo es, tenía mucha influencia. Esta imagen estaba en donde está la capilla donde tenía presencia en cada uno de los pueblos, hemos visto este tipo de imágenes en La Ruana, Tepalcatepec, Buenavista, y las hemos ido destruyendo”, dijo Beltrán al presentar la figura.
De acuerdo con el dirigente autodefensa, los templarios quitaban de los altares a la Virgen de Guadalupe para poner la imagen del “Santo de El Chayo”.
La caja que fue hallada por los comunitarios también contenía dos libros de Nazario Moreno, autollamado “El Más Loco”.
“Ni el hierro ni el acero ni el oro tiene el valor de un hombre honrado e íntegro. La mejor herencia que le puedes dejar a tus hijos y amigos es tu ejemplo. Atte El Más loco”, se leía en uno de los libros, al parecer escrito por su puño y letra.
Beltrán afirmó que con las túnicas, la figura y los libros se hacían misas de veneración a “El Chayo”.
“Aquí muchas personas tenían relación con Nazario. Seguramente los conservó”, consideró el líder comunitario.
El también conocido como “Papá Pitufo” entre las autodefensas, sacó de la caja un uniforme de la Policía Federal.