Por Érika Hernández
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las catástrofes provocadas por “Ingrid” y “Manuel” deben dejar como lección que el Gobierno debe estar mejor preparado ante contingencias y apostar a la prevención, afirmó el Presidente Enrique Peña Nieto.
“Son eventos que deben finalmente llevarnos a tomar lecciones, a estar mejor preparados, a organizarnos de mejor manera, a tener protocolos de actuación oportuna e inmediata para las personas que lamentablemente resulten con daños y afectaciones ante cualquier contingencia”, afirmó.
El Mandatario federal participó en una comida a beneficio de los damnificados por estos fenómenos climáticos que afectaron a una veintena de estados en septiembre pasado, y dejaron alrededor de 160 muertos y pueblos destruidos.
Ante lo que los científicos advierten y anticipan, lo importante es que estemos preparados, que actuemos en coordinación entre órdenes de Gobierno y con todas las instituciones, muchas de ellas aquí presentes, esto es algo que debe quedar de cada uno de estos eventos.
“Más allá de las lamentables pérdidas, especialmente de vidas humanas y de daños materiales que se hubiesen tenido, lo más importante es siempre tomar lección y actuar en consecuencia, por las nuevas contingencias que eventualmente tengamos hacia adelante”, insistió.
Recordó que en Guerrero, la Entidad más afectada, se gastarán más de 30 millones de pesos.
“No sólo esperamos resarcir y recuperar las condiciones y la infraestructura afectada por estos ciclones, sino apoyar la reconstrucción y desarrollo integral de esta Entidad, así como en otros estados”, dijo.
Sin decir montos, los directivos de la Cruz Roja reportaron que entregaron 8 millones de kilos de ayuda, a 699 mil familias en 14 estados.