Banner

Las agresiones físicas, discriminación y ofensas siguen siendo comunes en los planteles de educación media superior

Las agresiones físicas, discriminación y ofensas siguen siendo comunes en los planteles de educación media superior

Por Sonia del Valle
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La violencia entre los estudiantes de bachillerato va a la alza.
En los últimos 5 años el porcentaje de estudiantes que sufrió algún tipo de violencia por parte de sus compañeros pasó del 30%, al 70% en los planteles de educación media superior tanto públicos como privados.
En 2007, la primera Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia de la Secretaría de Educación Pública reveló que 3 de cada 10 estudiantes sufrió algún tipo de violencia como golpes, insultos, o violencia sicológica.
Dos años después, en 2009, la segunda Encuesta registró un incremento, pues 4 de cada 10 jóvenes señaló que sufrió algún tipo de violencia.
Ayer, el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, dio a conocer los resultados de la Encuesta de Violencia, Tolerancia y Exclusión que levantó la SEP a mediados de 2013 y la cifra se disparó, llegó al 70 por ciento.
“El maltrato entre pares, las agresiones físicas, la discriminación, y las ofensas verbales son fenómenos relativamente frecuentes en las escuelas públicas como en las particulares”, señaló.
“Son tan comunes que alrededor de 7 de cada 10 jóvenes sufrió durante los últimos doce meses algún tipo de violencia psicológica, verbal o física proveniente de sus propios compañeros”.
Dijo incluso que 1 de cada cuatro experimentó agresiones reiteradas y de diverso tipo.
Además, alertó sobre la violencia que se registra en las redes sociales.
“Aquí ya se van vislumbrando situaciones de riesgo: 12% experimentó la burla de sus pares en las redes sociales; 8 por ciento se vio expuesto a la difusión de mentiras, y 6% fue invadido en sus cuentas electrónicas”.
Frente a esa realidad, dijo, tanto los maestros como los estudiantes se hacen de la vista gorda.
“Sorprende que tanto los propios estudiantes como los maestros se hagan de la vista gorda”.
“Se hagan como que no ven los episodios de violencia en las escuelas y eventualmente incluso no sepan como impedirlos, lo que agrava más la situación porque entre los agredidos no existe la cultura de la denuncia”, expresó.
El funcionario dio a conocer que el programa Construye T, con el que la SEP busca prevenir la violencia y las situaciones de riesgo entre los jóvenes desde 2008, se va a modificar.
“Ha habido cambios que no han sido muy significativos, Construye T ha tenido un ámbito de intervención relativamente limitado”, expresó.
Dijo que se requiere que el programa, que actualmente llega sólo a 1 mil 200 bachilleratos, se extienda a todos los planteles públicos.