Por Benito Jiménez
AGENCIA REFORMA
APATZINGÁN.- Carlos Alavés, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en esta ciudad, calificó de “farsa” los créditos entregados ayer por el gobernador Fausto Vallejo.
El mandatario priísta acudió a esta localidad de la Tierra Caliente para anunciar la entrega de créditos de entre 10 mil y 15 mil pesos a los comercios afectados por la violencia.
Durante este acto, el empresario anunció que, ante la falta de liquidez, los establecimientos dejarán de pagar impuestos federales, estatales y municipales.
“Una de las medidas acordadas por el sector para solventar la crisis porque la atravesamos es evitar el pago de impuestos”, manifestó Alavés, lo que provocó la molestia del gobernador.
Vallejo dijo que, ante esta crisis, cada quien asume su responsabilidad y que a él lo que le interesa es la seguridad de los michoacanos, más que la discusión sobre soberanía del Estado.
“Yo no puedo como gobernador venir a recibir amenazas ni de ustedes ni de absolutamente nadie. Esa situación se acabó aquí en Michoacán”, indicó.
Más tarde, en entrevista, el líder de la CANACO reiteró su crítica a los apoyos ofrecidos.
“Esto es demagogia y puro protocolo, no es posible tener negocios quemados, sin dinero. No hay mercado interno. Para nosotros es una farsa prometer créditos por 10 mil pesos. No podemos sostener una economía con eso”, aseveró.