Banner

Afirmó Presidente en Davos que el problema de inseguridad no es exclusivo de México sino de toda América Latina

Por Francisco Reséndiz

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Ante el Foro Económico Mundial, el Presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que las cifras de inseguridad en México se han reducido y aseguró que el problema de inseguridad no es exclusivo de México sino de toda América Latina.

Expuso las acciones federales emprendidas en Michoacán ante la violencia que vive la entidad y justificó que algunos grupos de autodefensa “genuinamente se han organizado” para defenderse de la incursión del crimen organizado.

Indicó que las reformas alcanzadas en 2013 han generado “una gran visibilidad” mundial sobre México y que los empresarios visualicen “una transformación silenciosa” que genera gran interés para invertir en nuestro País.

Este jueves, al ofrecer la conferencia magistral “Transformando México; sociedad, política, economía” en el salón de congreso del Foro Económico Mundial, Peña expuso el escenario nacional y el proceso de reformas concretado el año pasado.

Al concluir su disertación, Klaus Schwab, presidente ejecutivo y fundador del Foro Económico Mundial -moderador durante la ponencia-, dijo que a pesar de las buenas noticias México sigue en la mira del mundo por la seguridad.



-¿Cómo podemos quitar esta carga a México?- le preguntó Klaus Schwab.

Peña respondió que no puede ser omiso del problema el cual, indicó, “no es privativo” de México ya que toda América Latina enfrenta retos de seguridad.

“Los niveles de inseguridad que varios países enfrentan en esta región cada vez se han venido acentuando y México tiene sus propios retos y sus propios desafíos”. Recalcó que éste es un tema prioritario para su Administración.

Dijo que se ha puesto en marcha una estrategia que tiene varios componentes, entre ellos contar con nuevas instituciones policíacas más profesionales, equipadas y con mando único, la implementación del sistema de justicia penal y la consolidación de la Fiscalía General de la República.

Aceptó que la inseguridad ha marcado la proyección de México en los últimos años, pero que hoy se aplica una nueva estrategia mediante la cual se han logrado avances como la baja en 30% de los homicidios vinculados al crimen organizado. El 20 de diciembre dijo que los homicidios dolosos se redujeron 15 por ciento.

“Una disminución de prácticamente el 30% de homicidios vinculados al crimen organizado, lo cual nos resulta alentador pero, todavía, con camino por andar para asegurar, realmente, las condiciones de seguridad y de tranquilidad que demanda México”, dijo.

Convocó a los grupos de “autodefensa” en Michoacán a incorporarse a los cuerpos de seguridad. “A quienes participan en las tareas de seguridad, que lo hagan cumpliendo los requisitos de ley”.

El Presidente dijo que en Michoacán su gobierno “ha entrado de lleno” a los municipios en donde hay debilidad institucional y los cuerpos de seguridad estaban debilitados o cooptados por el crimen.

Dijo que la Federación se hace cargo de la seguridad en tanto se crean nuevos cuerpos policiales. Indicó que bajo este esquema ya hay resultados positivos en ciudades y estados recientemente marcados por la inseguridad, mencionó Ciudad Juárez y Monterrey.

Más tarde, en un mensaje a medios, precisó que en una reunión con empresarios éstos le hicieron notar que sienten que en México hay “una transformación silenciosa”. “Sin duda las reformas de carácter estructural que se han llevado a cabo en nuestro País están generando una gran visibilidad de México ante el mundo y un gran interés por conocer a mayor detalle sobre las reformas, el alcance y de hacer de México un destino confiable a potenciales inversiones”, dijo.

Previamente, durante la conferencia magistral sostuvo que México es un País democrático que día a día consolida su democracia, que tiene solidez política, con fortaleza económica y financiera.

Indicó que el crecimiento promedio de México durante los últimos 30 años, apenas 2.4%, es insuficiente y por ello se emprendió una agenda de reformas estructurales. Expuso los beneficios de las reformas laboral, educativa, en telecomunicaciones y competencia económica, financiera, hacendaria, política-electoral y energética.



- Alianza del Pacífico

El Presidente participó en el panel “La Promesa de la Alianza del Pacífico” junto con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, César Villanueva, Presidente del Consejo de Ministros del Perú y Felipe Larraín Bascuñán, ministro de Finanzas de Chile. Rechazó que la Alianza -a concretarse el 10 de febrero en Cartagena de Indias- sea un bloque político que busque posicionarse en la región sino que busca mayor integración de América Latina.

Se reunió además con el Presidente de la Confederación Suiza, Didier Burkhalter, con el presidente y fundador del Foro Económico, Klaus Schwab, así como con José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE. Tuvo un saludo con el ex Presidente Ernesto Zedillo.