Banner

EL UNIVERSAL
SAN JUAN NUEVO.- Habitantes de la cabecera Municipal de San Juan Nuevo y de los poblados de Cutzato, Chimalpa, Caratacua y Jucutacato en el Municipio de Uruapan, acordaron la presencia de grupos de autodefensa en la zona.
En San Juan Nuevo, los pobladores permitieron el ingreso de estos grupos, con la condición de que no realizaran recorridos en la cabecera, para evitar que disminuya la presencia de visitantes. Mario “N”, comerciante en la cabecera Municipal, explicó que durante la noche del sábado los pobladores autorizaron su ingreso para hacer frente al crimen organizado.
“Muchas personas que habitamos aquí, estuvimos de acuerdo en permitir su ingreso, pero les pedimos que no patrullaran en la explanada central, porque puede tener impacto en la gente que nos visita”, comentó. Una vez que se acordó su entrada, las autodefensas detuvieron en coordinación con los habitantes a tres personas, a quienes acusaron de pertenecer al crimen organizado.
Los habitantes manifestaron que los detenidos fueron llevados a la explanada del Palacio Municipal, donde fueron acusados de pertenecer a la organización de Los Caballeros Templarios.
A seis kilómetros de ahí, en el Municipio de Uruapan, cuatro comunidades acordaron la entrada de las autodefensas para combatir al crimen organizado.
Durante la mañana de este dominjgo, los habitantes de Cutzato, Chimalpa, Caratacua y Jucutacato hicieron reuniones con la gente que habita en sus comunidades para determinar las acciones que se van a realizar con las autodefensas.
En la explanada central de Jucutato se acordó el ingreso de estos grupos, así como dejar de forma permanente barricadas a la entrada de la comunidad.

Marchan en Guerrero
Más de mil 500 policías comunitarios y habitantes del municipio Ocotito —ubicado en la zona centro de Guerrero—, marcharon para exigir la paz y acabar con la inseguridad y declararon el valle como “territorio comunitario”.
En esta localidad de más de 15 mil habitantes, el dirigente de la Unión de Pueblo y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio, dijo que no darán “ni un paso atrás para que regrese la delincuencia”, y a partir de hoy empieza la restitución del Valle de Ocotito compuesto por más de más de 10 pueblos.