Banner

Armados y a bordo de camionetas entraron a Los Reyes, un Municipio altamente agrícola

Por Adán García

AGENCIA REFORMA

MORELIA.- Grupos de autodefensa ampliaron ayer sus posiciones en Michoacán al incursionar en dos municipios más, Los Reyes y Yurécuaro.

Pese al acuerdo alcanzado el lunes con el Gobierno de la República, mediante el cual los civiles armados se integrarán a cuerpos policiacos y de la Defensa Rural, éstos continuaron su avance.

Armados y a bordo de camionetas, entraron alrededor de las 13:30 horas a Los Reyes, un Municipio altamente agrícola.

Se trata de un territorio que conecta hacia el norte con la Meseta Purépecha y hacia el sur con la zona aguacatera de Peribán y Tancítaro, un área clave para la organización delictiva Los Caballeros Templarios.

El arribo lo hicieron por un camino que va hacía el rancho Los Limones y enseguida convocaron a los pobladores a unirse al movimiento y combatir al crimen organizado.

“Llega el apoyo de las autodefensas al pueblo de Los Reyes”, celebraron a través de redes sociales.

“Hacemos un llamado a la gente de Cherato, Cheratillo, Oruscatu, Sicuicho, La Palma, etc., para que encabecen el grupo de la policía comunitaria en Los Reyes”, anotaron desde la cuenta Valor por Michoacán, de Facebook.

En Los Reyes iban dos intentos fallidos del grupo armado por establecerse.

El último fue el 22 de julio, cuando congregaron a varios civiles en la plaza principal para protestar contra Los Caballeros Templarios y fueron atacados a balazos.

Ese ataque dejó como saldo cinco muertos, tres seguidores de las autodefensas, una mujer policía que se encontraba de descanso y un civil que quedó en medio de los disparos.

Ayer, tras el arribo a la cabecera municipal, los civiles armados pidieron a la gente apoyar con lo que tengan a su alcance.

“La gente que no está en condiciones de estar en la comunitaria y tiene armas, poder prestarlas para combatir el mal que nos rodea (esto no quiere decir que las van a donar o regalar, solo prestar), vamos gente!”, incitaron.

Mientras esto sucedía, en el centro del pueblo fuerzas federales reforzaron su presencia.

Al menos cuatro camionetas de la Policía Federal, una del Ejército y una ambulancia, montaron guardia en la misma área donde se produjo el ataque a civiles del 23 de julio.

Por otra parte, en el Municipio de Yurécuaro - en los límites de Michoacán y Jalisco- hizo su aparición un grupo de civiles armados.

Estanislao Beltrán, vocero del Concejo de Autodefensas, señaló que se trata de un nuevo grupo de autodefensas que decidieron tomar las armas, sin dar detalles.

En declaraciones telefónicas, afirmó que su agrupación ya había establecido comunicación con los rebeldes de Yurécuaro para comenzar a operar en forma conjunta.