Banner

Por Rolando Chacón,
Haydee Ramírez y Aline Corpus
AGENCIA REFORMA
HERMOSILLO.- Expertos en Comercio Exterior afirmaron que la autoridad aduanera cometió una ilegalidad al embargar yates y lanchas a extranjeros en siete puertos mexicanos.
Los profesionales, que pidieron el anonimato, explicaron que antes de incautar las embarcaciones, se debió pedir por escrito a los propietarios el permiso de importación o el pago de 50 dólares por el trámite.
Agregaron que por la forma en que se realizó el operativo en 12 marinas de forma simultánea, los 44 inspectores no buscaban cobrar el permiso, sino extorsionar a los dueños de navíos.
“Al haber actuado en específico y mediante un operativo de nivel nacional tan bien orquestado, seguramente creyeron que se sacaban la lotería con los millones de dólares que valen en total las embarcaciones”, lamentó una de las fuentes.
Grupo Reforma publicó ayer que el 26 de noviembre de 2013, el SAT embargó más de 338 lanchas y yates turísticos en operativos para revisar el Permiso de Importación Temporal que tiene un costo de 50 dólares.
Un especialista señaló que no debió ser un decomiso .
“Se tiene que notificar en persona, no se les puede notificar ni pegar en el barco un escrito, los señores han actuado de una forma ilegal”, indicó.
Por lo pronto, expertos en Comercio Exterior de México y Estados Unidos ofrecieron asesoría legal gratuita para liberar los yates de extranjeros.
“Ninguna embarcación puede ser embargada en depósito, es una ilegalidad de acuerdo con la Ley de Comercio Exterior, la Ley Aduanera y el Decreto para Marinas Mercantes Turísticas”, dijo uno de los litigantes.
Precisó que a los yates se les dio trato de mercancía cuando son un bien inmueble, además de que se pidieron imposibles como traer marcado el número de serie específicamente en el casco.
El especialista advirtió que la medida ha causado mucho daño al País.