Banner

Por Rachel García Vega
TRIBUNA
Mas que el incremento a la materia prima lo que causa una gran afectación a la industria de la construcción son los aumentos mensuales que registran los energéticos, recalcó Mario Guerra Esquer.
El vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) aseguró que tienen conocimiento de que este año el cemento es el único producto que registró un incremento aproximado del 8 por ciento.
Agregó que aun cuando es un aumento considerable no les afecta en las obras que se están ejecutando en este momento, ya que desde el momento en el que la empresa constructora realiza el presupuesto se contemplan los posibles incrementos que pudiera registrar la materia prima.
Ello es con el fin de que la constructora que realiza la obra no se vea afectada en caso de que los precios de la materia prima se disparen.
Contrario a la Cámara de la Construcción las empresas que se dedican a la venta de materiales para la construcción aseguran que dichos incrementos si causan una afectación al sector, principalmente en el sentido de que eso les reduce las ventas.
Al respecto el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Arturo Knapp Ramos aseguró que dichos aumentos han venido a disminuir las ventas para ese sector de un 30 a un 35 por ciento.
Informó que hasta el año pasado el cemento se vendía a 155 pesos y este año se encuentra en 165 pesos, en el caso del mortero y la cal que se vendían en 46 pesos ahora se comercializan en 54 pesos a precio de mayoreo los cuales aumentan alrededor de 5.00 pesos de menudeo.
Finalmente, dijo que esperan que dichos aumentos no sigan subiendo y que esperan que el resto de los materiales para la construcción permanezcan como hasta el momento, ya que de lo contrario la situación podría agravarse.