Resienten violencia entidades vecinas a Michoacán

Por Héctor Guerrero

y Diana Baptista

AGENCIA REFORMA

CD.DE MÉXICO.- El operativo que implementó el Gobierno federal para combatir el crimen organizado en Michoacán ocasionó un “efecto cucaracha” en entidades vecinas.

De acuerdo con el Ejecutómetro de Reforma, en el Estado de México, Guerrero y Guanajuato, las ejecuciones aumentaron en los últimos siete días pese al blindaje de las fronteras que habían anunciado los gobernadores y funcionarios del Gobierno federal.

En esas tres entidades, se registraron 48 ejecuciones de un total de 162 que hubo en el País.

Estado de México tuvo 17 casos, Guerrero 16 y Guanajuato 15.

Asimismo, esta fue la semana más violenta de lo que va del presente año. La semana pasada la cifra fue de 112 ejecuciones, por lo que en estos siete días se registraron 50 ejecuciones más.

Del total de ejecutados del 25 al 31 de enero del presente año en el País, 14 fueron mujeres y 148 hombres.

Asimismo, 16 personas fueron torturadas, ocho decapitadas y en cuatro casos se dejaron mensajes relacionados con grupos de narcotraficantes.

“La delincuencia organizada estará buscando poder extender sus brazos de operación en aquellos estados o municipios donde la debilidad del Estado sea mayor”, aseguró Gerardo Rodríguez Sánchez, experto en terrorismo y seguridad nacional.

“Es buena señal el que los estados circunvecinos hayan acordado con la Secretaría de Gobernación el refuerzo de sus fronteras con Michoacán por la natural situación de inseguridad que se pueda extender alrededor de ellos, y también como un cerco a los criminales que busquen escapar hacia estados vecinos”, agregó.

Según Rodríguez Sánchez, también es posible el enfrentamiento entre grupos delictivos como parte del “efecto cucaracha”, en que los delincuentes de Michoacán se trasladan a otras demarcaciones para continuar con sus actividades ilícitas.

Si los grupos delictivos endémicos de los estados vecinos sienten la amenaza de que se están asentando en su territorio grupos delincuenciales como Los Caballeros Templarios, puede desatar algún tipo de lucha entre organizaciones, consideró el especialista.

Rodríguez Sánchez también recordó que la violencia en Michoacán se ha extendido a sus entidades fronterizas; en Guanajuato, ejemplificó, se tiene información sobre la operación de células de Los Caballeros Templarios.

Lo mismo ocurre en Estado de México, donde se han encontrado personas asesinadas, vinculadas con secuestros realizadas por los Templarios en Michoacán.

En un comunicado, el diputado federal por Guanajuato, Miguel Alonso Raya, admitió que el “efecto cucaracha” en esa entidad se ha visto reflejado en una oleada de muertes violentas .

Alonso Raya demando una política pública de combate a la inseguridad que involucre a todos los actores sociales y económicos, y exigió la renuncia de todos aquellos funcionarios locales que son cómplices de los cárteles del narcotráfico.