Banner

Repuntan en enero y febrero los precios de las importaciones vía marítima

Por Alejandra López

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El precio del gas natural importado vuelve a repuntar.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene previsto un precio de 20.36 y 20.81 dólares por millón de BTUs.

Esto es por las importaciones vía marítima de los meses de enero y febrero, respectivamente.

Este costo se repartirá entre todos los consumidores del sector, donde los principales son la CFE, PEMEX y el sector industrial.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE), encargada de definir el pago, resolvió que por cada millón de BTUs de gas que se extraiga de los ductos, se pagarán 0.6148 centavos de dólar.

Juan Manuel Chaparro, presidente de la comisión de Fomento Industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), dijo que la industria debió aceptar este mecanismo para evitar la escasez del energético.

Esto, porque los ductos del país son insuficientes para transportar gas natural desde Estados Unidos, donde se habría adquirido a un precio de entre 3.5 y 5 dólares el millón de BTUs.

En abril de 2012 se le empezó a cobrar a todos los consumidores de gas natural un sobrecosto por importarlo vía marítima desde Europa y Asia.

En esa fecha, PEMEX informó que en ese mes el gas se compró a 22.45 dólares por millón de BTUs, en una cantidad cercana al 2 % del consumo nacional que estaba haciendo falta.

Después de eso, la CFE tomó el control de las importaciones y pudo bajar el precio hasta 15.9 dólares el millón de BTUs, pero ahora lo vuelve a comprar caro.

Con la reforma energética se creará un nuevo órgano operador de los ductos que hoy están bajo resguardo de PEMEX.

El Centro Nacional de Control de Gas Natural podría generar los incentivos suficientes para invertir en la transportación de gas desde Estados Unidos y aprovechar el mercado más económico, consideró Chaparro.

No obstante, los efectos que pudiera generar este centro y una mayor producción de gas natural bajo el amparo de los nuevos contratos petroleros, se verán hasta dentro de dos años.

“Mientras tanto, se va a tener que estar pagando el sobrecosto que afecta principalmente a las acereras, mineras”, señaló Chaparro.

Recordó que en un año, en enero de 2015, entrará en operación el gasoducto Los Ramones, hoy en construcción.

Esto, dijo, va a eliminar el sobrecosto por completo, pues ya no se tendrá que importar el gas del Lejano Oriente o de Europa.