Los grupos de civiles armados han mejorado en su equipamiento y estructura

Por Marcos Muédano
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- De ser un grupo de personas desorganizado, con armas caseras y de bajo calibre, las autodefensas en Tierra Caliente han mejorado su equipamiento y estructura, a semejanza de los cuerpos de seguridad o del propio crimen organizado.
A casi un año de haber iniciado su avance en el Municipio de Tepalcatepec, la organización de estos grupos se encuentra integrada por líderes, contadores, mandos, células y “soldados” en cada localidad o cabecera municipal en la que se encuentran presentes.
De acuerdo con los testimonios de algunos de sus integrantes, recabados en diferentes zonas de Tierra Caliente, cada líder tiene bajo su mando a un integrante que se encarga de llevar a cabo las finanzas para la adquisición de distintos artículos, así como para la paga de algunos integrantes de las autodefensas.
También cuenta con mandos o responsables, quienes coordinan a 10 grupos o células, las cuales se componen de seis o más “soldados”. Las células se encargan de vigilar y resguardar la seguridad en cada zona, así como de informar sobre la presencia de integrantes del crimen organizado y posibles actividades que realicen.
“El Consejo Ciudadano es el que se encarga de los grupos de autodefensa, de las pagas. Nos dan mil 500 a cada uno -soldado- a la semana. Cada camioneta trae un líder o comandante que organiza”, comenta uno de los integrantes de estos grupos en Tancítaro.
Otra de las funciones de estos grupos es coordinar el avance hacia nuevas comunidades, así como las acciones a realizar una vez que ya ingresan. La toma de un poblado o cabecera municipal es encabezada por un grupo de personas identificadas como los “H3”, quienes, según los testimonios de los integrantes de las autodefensas, antes se hacían llamar “Los Viagras”, grupo de sicarios que se encontraba al servicio de “Los Caballeros Templarios”.
Los “H3” van a la vanguardia de cada convoy y en caso de que se presente un enfrentamiento con el crimen organizado se encargan de repeler la agresión y coordinar a los integrantes en el combate.
Según los integrantes de las autodefensas, además de contar con una estructura en el interior de la organización para enfrentar al crimen organizado, tienen el apoyo de la Policía Federal, que les indica las acciones a realizar cuando no es seguro ingresar a una comunidad.
“Ellos vienen de apoyo -policías federales-. A la hora de ingresar nos dicen cómo vamos a entrar, porque uno no tiene tanta experiencia. Nos dicen: ‘fórmense y avancen’. Al momento de ingresar vamos revueltos, vamos entre ellos”, explicó un integrante de las autodefensas en Aguililla.
Sobre las armas, comentaron que son decomisadas a los integrantes del crimen organizado, pero también se ha comprado armamento y chalecos antibalas para usarlos principalmente en las incursiones que realizan.
“Muchas de las armas que nos dan son decomisadas a Los Templarios. Algunas se han encontrado en casas de seguridad, en sus propiedades o son las que recogemos a los que murieron. Otras las compran, no sé a quién, pero también encargan chalecos antibala”, explica otro integrante.
Entre las armas que portan estos grupos, se encuentran rifles de alto calibre como el AK-47, así como AR-15, revólveres, escuadras .45 Colt, así como fusiles MG3, calibre 7.62. También cuentan con granadas de mano y de calibre 40 milímetros para lanzagranadas, Barrett, así como chalecos tácticos y antibalas, estos últimos de diferentes calibres.
Reportes de la Policía Federal indican que se tiene conocimiento de que integrantes del crimen organizado entregan armas a las autodefensas para llevar a cabo el combate en los municipios que integran la zona de Tierra Caliente.
El pasado lunes, el Gobierno Federal firmó un acuerdo con las autodefensas para que éstas sean legalizadas conforme lo que establece la ley y se conviertan en cuerpos de defensa rurales temporales, controlados por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).
La firma del acuerdo incluye ocho puntos, en los que se establece que las autodefensas deberán de entregar una lista con todos los nombres de sus integrantes y, en caso de que ellos lo determinen, podrán formar parte de la Policía Municipal, siempre y cuando acrediten los requisitos de ley y cuenten con el aval del Cabildo de cada Ayuntamiento.
Otro de los puntos menciona que la Federación les entregará las herramientas necesarias para su comunicación, traslado y operación, por lo que estos grupos deberán de registrar todo el armamento con el que cuentan.
Previamente a este acuerdo, el Gobierno Federal anunció el 13 de enero que asumía la seguridad de los 27 municipios que integran la zona de Tierra Caliente, por lo que emplazó a los grupos de autodefensa a regresar a sus comunidades de origen.
La dependencia afirmó que todas aquellas personas que fueran sorprendidas portando armas sin la autorización del Gobierno serían detenidas. Sin embargo, en diversos municipios y comunidades se ha visto a las fuerzas federales y a las autodefensas trabajar coordinadamente.