Banner

Las empresas tendrán acceso a la explotación de gas natural y generar electricidad que reduzcan sus costos

Por Alejandra López y Karina Suárez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Las mineras podrán aprovechar un nuevo material precioso: la explotación y aprovechamiento de hidrocarburos y electricidad.

Con la Reforma Energética, las mineras tendrán un acceso más amplio a la explotación de gas natural y podrán contar con nuevos contratos para generar electricidad que reduzcan sus costos.

Gloria Park, socia del despacho Santamarina y Steta, previó que la reforma creará nuevas figuras para eliminar la burocracia y lentitud de los contratos que se otorgan actualmente.

Esto, adicional al modelo que ya existe de autoabastecimiento simple, donde se genera electricidad para su propio consumo.

De acuerdo con la Secretaría de Energía, las firmas que hoy deben crear una sociedad con otros clientes y venderse la electricidad entre ellos podrán hacer contratos de abastecimiento a largo plazo sin tener que registrar su asociación.

También podrán comprar la energía en el mercado spot nacional.

Una vez que operen las leyes secundarias, la generación y comercialización queda abierta al sector privado.

Mauricio Candiani, director de la firma especializada en compra y venta de activos mineros, Candiani Mining, explicó que bajo las nuevas modalidades las empresas podrán adaptar sus suministros energéticos a la calidad y horarios de sus procesos.

“Es perfectamente esperable que los grupos mineros, que tengan capital o capacidad de endeudamiento en sus balances vayan a analizar la conveniencia de construir sus propias plantas eléctricas”, dijo.

Respecto al gas, Park, de Santamarina y Steta, recordó que la legislación actual ya les permite utilizar el gas proveniente de las minas de carbón.

Con la reforma se abrirá la posibilidad para que se aproveche si se encuentran depósitos en otro tipo de minerales, agregó.

La reforma considera en su transitorio cuarto que se podrían utilizar los contratos de producción o utilidad compartida así como los de licencia para este fin.

Eduardo Núñez, abogado de la firma Núñez-Rodríguez-Asociados, explicó que éste es el modelo contractual más flexible para el sector minero.

Actualmente la minería ocupa el quinto lugar en el consumo de energéticos por sectores y alrededor del 30% de los gastos operativos de una empresa minera provienen de este rubro.

Sólo en el 2012, las empresas afiliadas a la Cámara Minera de México (CAMIMEX) destinaron 32 mil 578 millones de pesos a energía, 103% más que en 2011, como resultado de una mayor actividad en el sector.