Por Claudia Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El panista Jorge Luis Preciado sigue de fiesta, pero ayer fue despreciado.
Los senadores del PAN desairaron la comida organizada por su coordinador para festejar el Día de la Candelaria.
De los 38 integrantes de la bancada sólo 4 acudieron a la celebración realizada en la terraza de la Junta de Coordinación Política.
Los únicos presentes fueron los senadores Salvador López Brito, Francisco Búrquez, Fernando Herrera y Daniel Ávila.
El martes pasado, Preciado armó una fiesta con mariachis, whisky, vodka y vino tinto en esa misma terraza del Senado para celebrar el cumpleaños de su esposa Yahumira Chaviano. Pero ayer, en el festejo que organizó el panista, sólo hubo música ambiental en bocinas, tacos de guisado, agua de sabor y cerveza.
“Es el abuso del poder político y el uso excesivo y grotesco de recursos públicos. Que pida una disculpa, que pague lo que gastó y que no lo vuelva a hacer. Que escarmiente”, reprochó el senador Javier Lozano sobre la fiesta del martes.
El también senador Ernesto Ruffo lamentó el comportamiento de su coordinador y adelantó que hoy, durante la reunión de la bancada panista, se analizará el caso.