Destaca estudio la competitividad, tratados de libre comercio y ubicación geográfica ventajosa del País

Por Luis Méndez

AGENCIA REFORMA

MADRID.- México despunta como el principal destino de América Latina para la inversión española en 2014 superando a Brasil, según el séptimo informe sobre la Inversión Española en Latinoamérica de IE Business School y Air France KLM.

“No hay cambios bruscos respecto a otros años, aunque quizás si una pequeña tendencia de fondo en la que México y las reformas potenciales impulsadas por su Gobierno la están haciendo más atractiva, mientras que Brasil quizás pierda algo de atractivo”.

“En cualquier caso, ambos países siguen siendo claves”, señaló Juan Carlos Martínez, director del informe que fue presentado en la Casa de América de Madrid.

México es considerado por las empresas españolas el País más competitivo y el que tiene acuerdos de libre comercio más interesantes y ha desbancado a Panamá para pasar a tener la ubicación geográfica más ventajosa de América Latina, precisa el estudio del IE.

Chile y México son las economías latinoamericanas mejor valoradas por los empresarios ibéricos para 2014, junto a los otros países integrantes de la Alianza del Pacífico.

La inseguridad y el tipo de cambio representan amenazas relativas para las inversiones españolas en México, aunque los empresarios consideran que estos riesgos son mayores en países como Brasil, donde temen además una desaceleración económica.

“Sao Paulo vuelve a ser la metrópoli más atractiva a la hora de ubicar las operaciones centrales en la región de las empresas encuestadas, seguida por Bogotá, mientras que Miami se consolida en la tercera posición y México DF en la cuarta”, agrega el informe que señala a Miami y Santiago de Chile como las ciudades consideradas más seguras por los directivos españoles.

La Ciudad de México reprueba en seguridad, pero obtiene calificaciones positivas en los rubros de conexiones aéreas, calidad de vida familiar y oferta de ocio.

El 75 por ciento de los empresarios que participaron en la encuesta consideran que, en un horizonte de tres años, su facturación en Latinoamérica será superior a la obtenida en la propia España.

A pesar de que las empresas españolas seguirán invirtiendo en Latinoamérica como destino principal, el aumento del interés para las inversiones en otras áreas como EU, Asia o África erosionará ligeramente la posición de total predominio de la región entre los inversores españoles, destacan los autores del informe.