Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos dijo que estaría dispuesto a colaborar con las autoridades sobre la persona detenida vinculada con su secuestro, aunque subrayó que durante su plagio estuvo en la “oscuridad de una tumba”.
En una entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga en su programa en Radio Fórmula, Fernández de Cevallos indicó que sería difícil poder reconocer voces o rostros de quienes lo secuestraron en 2010.
“Mi secuestro se dio, en un principio, en la noche, en la oscuridad de la noche; viví siete meses y 10 días en la oscuridad de una tumba, de tal manera que la penumbra en la que se me tuvo no me permitiría tener elementos sobre tamaños, formas, cuerpos, caras y el ruido de ventiladores y aparatos que allí se ponían día y noche, un ruido estridente que tampoco me permitiría reconocer voces y sonidos”, detalló.
El panista, conocido como “El Jefe” Diego, describió así el lugar donde estuvo durante su secuestro y añadió que “era un espacio de una dimensión donde no cabe una caja de muertos, con un espacio de salida de aproximadamente 80 centímetros cuadrados, donde no cabía yo de pie”.
El panista dijo que no tiene ningún elemento para saber si Daniel Fernández de la Vega, identificado como “El Pelacas”, detenido el miércoles en el estado de Puebla, estuvo involucrado en su secuestro.
Pidió al Estado no esquivar ni eludir su responsabilidad de aplicar la justicia a todas las víctimas del secuestro en México.
“Si me necesita la Procuraduría iré y les diré cuáles fueron mis circunstancias, lo haré como ciudadano”, añadió.
La Procuraduría General de la República (PGR) detuvo el miércoles en el estado de Puebla al presunto narcotraficante y secuestrador Daniel Fernández de la Vega, identificado como “El Pelacas”, un operador del cártel de los Beltrán Leyva.