Por Mónica Delgado
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En materia de libertad de la prensa, México sigue hundido en la zona roja de los países más peligrosos del orbe para los periodistas.
En la Clasificación Mundial de la Libertad de la Prensa 2014 que publicó la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), México ocupa el lugar 152 de entre 180 países evaluados.
Precedido por la República Democrática del Congo y delante de Iraq, México es el País latinoamericano peor calificado, con excepción de Cuba, que ocupa el puesto número 170.
Sin embargo, entre 2013 y 2014 México ganó dos lugares, un avance que parece relativo, pues la situación de la libertad de la prensa, según RSF, sigue siendo difícil.
Según su conteo, en 2013 todavía se registraron los asesinatos de dos periodistas.
“El País arrastra un terrible balance: 88 periodistas asesinados y 18 desaparecidos entre 2000 y 2013”, precisó RSF.
De acuerdo con la ONG, que tiene su sede en París, los responsables de esa situación siguen siendo las bandas del crimen organizado, en particular Los Zetas, que desde hace algunos años RSF ha identificado como uno de los principales predadores del mundo.
“En México estos predadores se llaman Zetas, aunque existen otras organizaciones criminales que actúan con la complicidad de las autoridades locales --y a veces federales-- corruptas”, denuncia RSF en el comunicado que acompaña a la publicación de esta clasificación.
La ONG también señala que México ya no es el País más peligroso del Continente Americano, título que ha quedado en manos de Brasil, nación que perdió dos lugares en la clasificación de RSF.