Banner

El Programa de Empleo Temporal 2013 en monumentos y centros históricos, permitió la reposición de aplanados, restitución de piezas de cantera en interiores y fachadas y bardas atriales

EL UNVIVERSAL
MEXICO, D.F.- A través del Programa de Empleo Temporal (PET) 2013, en el que colaboran desde hace cinco años el INAH y la Sedesol, se generaron más de un millón de empleos temporales, apoyando así la economía de los pobladores de municipios de mediana, alta y muy alta marginalidad de 24 estados del país.
En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se informó que junto con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) generaron 8 mil 666 empleos directos (1'143,912 jornales), tras poner en marcha 203 proyectos de mantenimiento menor en zonas arqueológicas, museos, monumentos y centros históricos, así como en acervos de colecciones patrimoniales.
Para estos empleos, el gobierno federal destinó más de 87 millones de pesos, de los cuales la Sedesol aportó 69.7 millones (80% del total), para el pago de mano de obra; y el INAH otorgó 17.4 millones de pesos, el 20% del total, para comprar materiales y herramientas.
La labor realizada a través del PET desde 2009 tiene un especial significado para el INAH porqué además de proporcionar el mantenimiento al patrimonio histórico mueble e inmueble, se va tejiendo una estrecha relación con las diversas comunidades que participan en el programa, afirmó Claudia Veites Arévalo, directora de Enlace de Centros INAH.
"A cinco años de haberse iniciado el PET, las comunidades esperan año con año el inicio de las jornadas con gran interés, en la medida en que las bases de participación consideran un modelo incluyente tanto en lo que respecta al género como a los grupos de edad, es decir, participa población a partir de los 16 años de edad hasta aquella considerada dentro del rango de edad de los adultos mayores".
Manuel Álvarez, coordinador de los trabajos del PET en la región centro del país, resaltó la labor efectuada en los primeros monasterios del siglo XVI en las faldas del Popocatépetl (Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1994), en Morelos. A través del PET se han cuidado espacios abiertos: atrios, jardines, reposición de aplanados en fachadas, aplicación de pintura e impermeabilización, entre otras muchas acciones para mantener en las mejores condiciones posibles estos recintos.
El Programa de Empleo Temporal 2013 en monumentos y centros históricos, permitió la reposición de aplanados, restitución de piezas de cantera en interiores y fachadas y bardas atriales, el mantenimiento en maderas y herrerías (puertas y ventanas); la rehabilitación de pisos originales; el retiro de flora parasitaria en techumbres, muros y pretiles, entre otros.
En los museos se organizaron, clasificaron y almacenaron varios objetos, al tiempo que se dio mantenimiento al mobiliario museográfico. Se rehabilitaron además las cubiertas, resanándolas, dándoles un baño de pintura e impermeabilizante.
Otra actividad importante fue el mejoramiento de unidades de servicio en zonas arqueológicas (baños, casetas, áreas de descanso, adecuación de senderos, estacionamientos) y se levantaron barreras de protección para beneficio del visitante, aunque lo más trascendente fue lograr una vinculación más amplia de la población de diversas comunidades con su herencia patrimonial.