Banner

No fueron suficientes para traducirse en un alza los lazos financieros y económicos con el Gobierno Federal

Por Gonzalo Soto

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- A pesar de que hace una semana elevó la calificación soberana de México, Moody’s decidió mantener sin cambios las notas crediticias de los estados del País, principalmente por su debilidad financiera.

La confirmación de las calificaciones de los gobiernos locales de México, dijo la calificadora, refleja que los lazos financieros y económicos con el Gobierno Federal no fueron suficientes para traducirse en un alza.

“Por lo general, los estados y municipios mexicanos muestran una débil administración financiera, falta de disciplina fiscal y transparencia, mientras que al mismo tiempo existe poca supervisión por parte de los niveles superiores de Gobierno.

“Una alza automática de las calificaciones junto con la del soberano no fue posible bajo esta circunstancia”, señaló Roxana Muñoz, analista de Subsoberanos de Moody’s.

La calificadora aseveró que el entorno macroeconómico de México ha sido favorable tras la calidad crediticia de México y de los estados durante la última década.

Sin embargo, el marco institucional bajo el cual operan actualmente los Estados del País deja gran libertad de autonomía para los gastos y el financiamiento.

Como resultado, la situación fiscal de los gobiernos locales, los niveles de endeudamiento y la liquidez se han deteriorado.

Asimismo, Moody’s añadió que la falta de un mercado dinámico de bonos a nivel local ha limitado la presencia de mecanismos en el mercado que contribuyan a una mayor disciplina financiera.

Recientemente, Moody’s elevó la calificación de México de Baa1 a A3.