Judicatura dejó de ejercer 3 mil 534 millones de pesos



Por Víctor Fuentes
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) registró en 2013 un subejercicio presupuestal nunca visto en sus 19 años de historia.
El órgano administrador de los tribunales federales dejó de ejercer 3 mil 534 millones de pesos, poco más del 11% de los 39 mil 663 millones de pesos que le asignó la Cámara de Diputados.
La bolsa de recursos no ejercidos se repartió en tres rubros: mil 900 millones de pesos que, a principios de diciembre y ante la evidencia de que no serían gastados, fueron enviados al Ramo 23 del Presupuesto Federal por petición de la Secretaría de Hacienda, para ayudar a la reconstrucción de zonas afectadas por los huracanes de septiembre.
Otros mil 126 millones de pesos quedaron registrados como “creación de pasivos”, es decir, gastos ya comprometidos que por diversas razones no se pagaron en 2013, mientras que 508 millones fueron el saldo registrado al cierre del ejercicio y reintegrados a la Tesorería de la Federación.
Para finales de noviembre el subejercicio era inevitable, por lo que el CJF aprobó la creación de un fideicomiso, al que destinó 600.7 millones de pesos, para fondear obras relacionadas con la reforma al sistema de justicia penal.
La cantidad no fue registrada como “presupuesto no ejercido”, con lo que se evitó que el subejercicio rebasara los 4 mil millones de pesos.
De los fondos no ejercidos, 323 millones de pesos eran para instalar 25 nuevos tribunales y juzgados que fueron “reprogramados”, y 4 más que fueron cancelados; 387 millones eran para comprar un inmueble en avenida Revolución en el Distrito Federal y un terreno en Chilpancingo, y 559 millones eran para obras en la sede en San Luis Potosí y el Edificio Prisma del DF, así como en Monterrey y Oaxaca.
Otros 199 millones eran para los primeros centros de Justicia Penal en La Paz y Durango, donde se desahogarán los nuevos juicios orales, y 205 millones eran para un Centro de Control de Monitoreo y compra de sistemas tecnológicos de seguridad.
En su solicitud presupuestal para 2013, el CJF había afirmado que requería instalar 38 nuevos tribunales y juzgados para enfrentar la creciente carga de trabajo generada por las múltiples reformas constitucionales recientes.
Pero el de 2013 fue el segundo subejercicio significativo seguido para el CJF, que año con año afirma necesitar más dinero, lo que era una realidad hasta antes de 2012, pues en varios ejercicios había gastado más de lo previsto, y había requerido transferencias de la Suprema Corte de Justicia.
De todos modos, la Cámara le otorgó 43 mil 199 millones de pesos al CJF para 2014, es decir, 7 mil millones de pesos adicionales a los que alcanzó a ejercer en 2013.