Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Luego de 13 años de que las autoridades tanto mexicanas como estadounidenses se dedicaran a buscar al líder del narco cuya cabeza valía cinco millones de dólares, Joaquín “El Chapo” Guzmán fue detenido el pasado sábado 22 de febrero en Mazatlán, Sinaloa.
El empoderamiento del capo ha desatado toda clase de historias a su alrededor, especialmente en lo que se refiere a sus mujeres e hijos quienes han sorteado detenciones y finales trágicos. Algunos han ocurrido en nuestro País pero otras han tenido lugar en Estados Unidos ya que se presume que “El Chapo” es responsable de 25% del narcotráfico de México al País del Norte, según la revista “Forbes”.
En agosto de 2009, Guzmán Loera y su hijo Jesús Alfredo Guzmán Salazar fueron acusados de diversos cargos de narcotráfico en una corte federal del Distrito de Illinois, Chicago.
En abril de 2010, Iván Archivaldo Guzmán, alias “El Chapito”, hijo de “El Chapo” con su primera esposa, es absuelto por un juez luego de que fue detenido en 2005 en Zapopan, Jalisco.
El 12 de mayo de 2010, Griselda López Pérez, ex esposa de “El Chapo” Guzmán, es capturada en una operación lanzada contra dos viviendas de Culiacán, Sinaloa; en un cateo a casas propiedad de la familia del capo. López Pérez es puesta en libertad “con las reservas de la ley” del Estado.
El 7 de mayo de 2012, la Oficina de Bienes Extranjeros del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) señala como miembros del Cártel de Sinaloa a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias “El Chapito”, de 31 años, y a Ovidio Guzmán López, de 22 años, hijos de “El Chapo” Guzmán; y son colocados dentro de la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (conocida como la Ley Kingpin).
El 7 de junio de 2012, la primera esposa de “El Chapo” Guzmán, María Alejandrina Salazar, y su hijo Jesús Alfredo Guzmán Salazar, son incluidos por Estados Unidos en una lista de narcotraficantes.