El saldo negativo de la cuenta corriente observado en 2013 ya figura como un valor máximo en 19 años

Por Ernesto Sarabia

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El desequilibrio en el sector externo mexicano, medido por el déficit en la cuenta corriente, aumentó 51% anual en 2013, con lo que sumó tres años con incrementos, a 22 mil 333 millones de dólares, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Ese valor representó 1.8% del tamaño de la economía, medida por el Producto Interno Bruto (PIB) del País, y se convierte en el déficit de mayor peso en los últimos cinco años.

Pero no sólo eso, sino que en términos absolutos, el saldo negativo de la cuenta corriente observado en 2013 ya figura como un valor máximo en 19 años, al ser menor a los 29 mil 662 millones de dólares contabilizados en 1994, año del estallamiento de la crisis que hundió a la economía mexicana al año siguiente.

Banxico explicó que si bien durante 2013 las exportaciones registraron una desaceleración respecto a lo observado en 2012, las importaciones también moderaron su ritmo de expansión a lo largo del año.

El banco central indicó que esto condujo a que la balanza comercial durante el año en su conjunto mostrara un déficit moderado, lo cual, a su vez, contribuyó a que el déficit de la cuenta corriente se mantuviera en niveles plenamente financiables por los recursos que ingresaron a través de la cuenta financiera.

El déficit de cuenta corriente se originó de la combinación de desequilibrios en la balanza de bienes y servicios y en la de renta, y de un superávit en la balanza de transferencias por 21 mil 814 millones de dólares.

Al interior de la cuenta corriente, el déficit de la balanza de bienes y servicios reflejó saldos negativos de 737 millones de dólares en la balanza de bienes y de 12 mil 226 millones en la de servicios.

A su vez, el saldo de la balanza de bienes fue resultado neto de un déficit de mil 21 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 284 millones en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.

El año pasado, la balanza de servicios mostró un saldo deficitario de 12 mil 226 millones de dólares, el cual fue resultado de ingresos por 19 mil 591 millones y de egresos por 31 mil 817 millones.

En particular, por concepto de viajeros internacionales se registró un superávit de 4 mil 766 millones de dólares.

La balanza de renta presentó en 2013 un saldo deficitario de 31 mil 184 millones de dólares, el cual se derivó de ingresos por 10 mil 802 millones de dólares.

En ese año, el pago neto por intereses al exterior (egresos menos ingresos) sumó 20 mil 826 millones de dólares, cifra 18.2% mayor a la observada en 2012.

La cuenta financiera de la balanza de pagos exhibió en 2013 un superávit de 58 mil 783 millones de dólares, derivado de ingresos netos por 25 mil 221 millones de dólares en la cuenta de inversión directa y por 48 mil 266 millones en la cuenta de inversión de cartera, así como de salidas netas de 14 mil 704 millones de otra inversión.