Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- A un año de la detención de Elba Esther Gordillo, su abogado Marco Antonio del Toro dijo que buscarán que este año quede libre, ya que, aseguró, las acusaciones pendientes son infundadas.
“Nuestro objetivo es que la maestra Gordillo quede liberada en este año, hemos hecho un trabajo jurídico en donde todas las pruebas que se han presentado tienden a desvirtuar una a una de las acusaciones”, explicó en entrevista para Radio Fórmula.
“Las acusaciones pendientes no representarían ninguna posibilidad de que esto se fuera a otro año en términos lógicos desde un punto de vista jurídico, los cargos no tienen mayor grado de dificultad técnica, realmente las acusaciones son notoriamente infundadas”.
El litigante comentó que Gordillo se encuentra optimista y decidida a demostrar su inocencia.
“Está absolutamente convencida de que en los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero son algo tan lejano a su conducta que le ha causado mucho daño que le imputaran esos delitos, pero está muy optimista”, aseveró.
Confió en que algunas de las propiedades de la ex lideresa del SNTE que le fueron aseguradas le sean devueltas una vez que concluya el proceso penal.
Hasta hace un año, Gordillo era presidenta del sindicato más grande de América Latina, con poco más de un millón 500 mil trabajadores. Desde 1989, controlaba el 1% de las cuotas sindicales de una nómina cercana a los 19 mil millones de pesos mensuales.
Los recursos que Gordillo manejó a discreción son hoy la clave de las acusaciones de lavado de dinero y delincuencia organizada que pesan sobre ella.
La PGR y el Servicio de Administración Tributaria descubrieron que en tan sólo dos cuentas del Banco Santander, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tuvo ingresos por más de 30 mil 644 millones de pesos entre 2009 y 2012; es decir, 7 mil 661 millones al año.